Justicia que no llega

  Columnas

Justicia que no llega

¿A quién responden los jueces y fiscales? Si vivimos en un estado de justicia fallida, nosotros no podemos olvidarnos de cada crimen que merece respuestas.

La primera vez que escuchamos de la tortura a los niños en Naranjal fue en septiembre de 2021. En ese momento, todos condenábamos la brutalidad con la que estos niños habían sido abusados por su padre y actual esposa. Se supo que la madre biológica los había estado buscando durante cuatro años. Después de terribles torturas físicas y sexuales y solo cuando los médicos que atendieron a los hermanitos alzaron la voz, se descubrió a los abusadores, pero los fiscales lo trataron como un caso de violencia intrafamiliar. Esta semana, tras cuatro meses, esos fiscales fueron destituidos por negligencia. Pero esa destitución no fue unánime. Fausto Murillo votó en contra y Juan José Morillo simplemente no apareció. Dos vocales del pleno del Consejo de la Judicatura les fallaron a esos niños, que difícilmente podrán dejar atrás todas esas atrocidades.

Lamentablemente, no son las únicas víctimas de la impunidad. Lisbeth Baquerizo fue asesinada hace un año y siguen difiriendo las audiencias. La investigación por femicidio está a la espera de que se detenga al principal sospechoso, su esposo. Su muerte ocurrió hace más de un año… ¿cuánto tiempo más debe pasar para que se sancione a los responsables? La directora del Consejo de la Judicatura en Guayas, María Josefa Coronel, dice que sin audiencia no hay sentencia. Y dilatar las audiencias es otra forma de corrupción.

Naomi Arcentales apareció muerta en un hotel a finales del año pasado. Aunque la hipótesis inicial fue un suicidio, las evidencias de violencia de género ponen como principal sospechoso a su expareja, un fiscal. La misma Diana Salazar le ha dicho a la familia que la Fiscalía no protege a funcionarios peligrosos... algo difícil de creer cuando la tumba de Naomi fue profanada, y la Policía, hackeada. No existe seguridad de que este proceso tenga la transparencia que se necesita.

¿Qué es la justicia en nuestro país? ¿Un sueño inalcanzable? ¿Una sucesión de indignaciones pasajeras en redes sociales? ¿A quién responden los jueces y fiscales? Si vivimos en un estado de justicia fallida, nosotros no podemos olvidarnos de cada crimen que merece respuestas.