Columnas

Señor presidente Lenín Moreno

Me permito llegar a usted para sugerirle que suprima mediante decreto ejecutivo instituciones que fueron creadas por el correísmo solo para dar trabajo innecesario a los “revolucionarios”.

Me dirijo a usted, señor presidente Lenín Moreno, en momentos de angustia por los que atravesamos los ecuatorianos, así como gran parte del planeta , para expresarle lo que Juan Pueblo siente al contemplar cómo su situación económica, laboral y familiar se despedaza minuto a minuto; así como también para decirle que mira con desencanto las propuestas de carácter económico que , con acatamiento a la ley, ha propuesto a la Asamblea, que es un poder que lamentablemente de estos asuntos poco o nada conoce. 

La situación es tan grave que, salvo su mejor criterio, usted pudo aplicar el principio que dice “una suprema necesidad de hecho se convierte en una suprema razón de derecho” para que asuma su responsabilidad y dicte las medidas que le parezcan acertadas, coherentes y congruentes para ganarle a la crisis.

Así actúan siempre los verdaderos estadistas. 

Me permito llegar a usted, para sugerirle que suprima mediante decreto ejecutivo, instituciones que fueron creadas por el correísmo, solo para dar trabajo innecesario a los “revolucionarios”. 

La realidad nos ha hecho ver que para nada sirven.

La lista es larga. Para muestra, solo unos pocos botones: Consejo de Regulación, Desarrollo y Promoción de la Información, Secretaría Técnica del Comité de Coordinación de la Función de Transparencia y Control Social; Superintendencia de Ordenamiento Territorial, Uso y Gestión del Suelo; Superintendencia de Economía Popular y Solidaria, Secretaría Técnica del Plan Toda una Vida, Instituto de Fomento al Talento Humano, Centro de inteligencia Estratégica, Consejo Nacional para la Igualdad de Género. 

La lista es larga, como mencioné antes. Usted la conoce: son cincuenta instituciones.

¿Quién paga toda esa improductiva burocracia? Juan Pueblo. 

Demuéstrele al país que no le importa la pérdida de popularidad y termine con este aparato burocrático para recuperar millones de dólares para combatir la pandemia.