¿Por qué se aferra tanto?

  Columnas

¿Por qué se aferra tanto?

Y con ese concepto de alta dignidad y de amor propio pone toda su capacidad, su esfuerzo, sus conocimientos, su probidad al servicio de la causa para la que ha sido designado’.

El hombre hace al cargo. No es el cargo el que hace al hombre. Esa es la actitud correcta y digna de una persona que llega a sitiales destacados, ya en la vida pública como en la privada. Y con ese concepto de alta dignidad y de amor propio pone toda su capacidad, su esfuerzo, sus conocimientos, su probidad al servicio de la causa para la que ha sido designado.

Por eso se dice, y con mucha razón, que es la historia la que juzga y pone en el sitio en el que le corresponde a cada cual.

Estas reflexiones surgen como consecuencia de la actitud asumida por el alcalde de la ciudad de Quito, Dr. Jorge Yunda, quien enfrenta en estos momentos una situación difícil como consecuencia de que el cargo le quedó “muy grande” y por lo tanto, inmanejable para atender a la ciudad capital de la República, que se merece una primera autoridad municipal competente, intachable y leal para con quienes lo eligieron.

El alcalde está procesado por la justicia por actos de corrupción ampliamente conocidos por la ciudadanía. Los miembros del cuerpo colegiado que él preside, luego de cumplir con todos los formulismos legales de apego al debido proceso y del derecho a la defensa, resolvió su remoción como alcalde. Él acudió a los organismos superiores y apeló de esta resolución. El Tribunal Contencioso Electoral resolvió que lo actuado por el cabildo quiteño está de acuerdo con normas legales vigentes, por lo que ratificó su remoción como primer personero del Distrito Metropolitano de Quito.

Por eso su suerte está echada,. Sin embargo se aferra al cargo en forma inexplicable, sabiendo como bien debe saber, que no hay fuerza legal alguna que resuelva lo contrario.

Al Dr. Yunda parece no importarle la suerte de la ciudad que lo eligió, no mayoritariamente, sino por las minorías, y con su procedimiento lo que está consiguiendo es el estancamiento del progreso de esa ciudad que vive momentos dramáticos por la ninguna labor municipal, que está a ojos visa de toda la ciudadanía que ya no aguanta más .