Cartas de lectores

Tiempos de reflexión y prueba

Una prueba más para recordarnos la verdad de nuestro destino.

Efectivamente, estos momentos de alarma mundial que constatamos nos hacen ver cuán insignificantes somos a los ojos del Creador, del Absoluto dueño del Universo. Con solo un virus que se propague, la humanidad podría desfallecer en segundos. De allí la necesidad de un cambio de actitud, de ser agradecidos con Él en todo tiempo: en la alegría, en la adversidad, por lo que tenemos y no tenemos, ya que todo viene para bien, aun las enfermedades, “porque es necesario que todo esto acontezca” (Mateo 24:6-8) para reflexión y reconocer lo importante que es Dios para el ser humano, de quien provino. Una prueba más para recordarnos la verdad de nuestro destino.

Rev. Francisco Rosario