Reforma constitucional por procesión Virgen del Cisne

  Cartas de lectores

Reforma constitucional por procesión Virgen del Cisne

“La doctrina constitucional debe aplicarse después de agotar la costumbre y la analogía legis” (Pérez, 2013). Ecuador reconoce como costumbre social la peregrinación junto a la Virgen del Cisne, y el Ministerio de Turismo ha querido en 1997, 2017 y ahora, consagrarla como Patrona Nacional del Turismo. Pero la Corte Constitucional acaba de declarar al Acuerdo parcialmente inconstitucional. Cientos de miles de nacionales y extranjeros han hecho, por décadas, de esta, una peregrinación que ciertamente promueve la fe católica pero que no excluye a otras profesiones de fe ni conculca la libertad religiosa. Es hora de reformar la Constitución para que en Ecuador, católicos, protestantes y creyentes en general, que creemos en Dios y la vida, y en la coexistencia pacífica con toda persona, conservemos tradiciones y costumbres que nos fortalecen y cohesionan social y espiritualmente, y atraen bendiciones para Ecuador. ¿Acaso no son los principios morales los que presiden el derecho?

Diego Fabián Valdivieso Anda