Reencontrarse y hacer silencio

  Cartas de lectores

Reencontrarse y hacer silencio

En ocasiones son tantas las situaciones que nos oprimen, que nos quedamos sin aliento

Únicamente hay que mirar y ver. Multitudes, ubicadas en cualquier rincón del mundo se encuentran en estado de desolación tan profunda, que sufren períodos de tristeza grandiosos. En ocasiones son tantas las situaciones que nos oprimen, que nos quedamos sin aliento. Nos falta tiempo para todo, también para repensar sobre el momento, para escucharnos y sentirnos mar adentro. En realidad, cada ser humano es un mundo y como tal, requiere reencontrarse consigo mismo junto a los demás, hacer silencio, sentirse acompañado para aglutinar fuerza en el corazón y poder reorientarse, mediante esa pujanza interior que tiende a la comunicación y a la comunión.

Víctor Corcoba