Cartas de lectores

La red 5G para países latinoamericanos

Existen 24 países, entre ellos Suecia, que están colocando estas redes de 5G en Asia.

Sí, esta red está destinada principalmente a operadores de telefonía móvil o celular. Se ha integrado en un panel de control que incluye estadísticas de rendimiento de Internet de todos los operadores en un país, así como acceso a resultados de pruebas de velocidad y datos de cobertura.

Estos datos se pueden visualizar aplicando filtros por tecnología (sin cobertura, 2G, 3G, 4G, 4G+, 5G) durante un período configurable. Es una herramienta para rastrear el despliegue de nuevas tecnologías, monitorear competidores e identificar áreas de cobertura de señal deficiente.

En nuestro país existen aún pueblos con instalaciones analógicas, que no han podido acoplarse por las distancias a la actual tecnología digital. Y mucho más tendría problemas con la pretendida red 5G para aplicar internet táctil y la robótica.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, considera espionaje a esta red 5G de Huawei, situación que China con su gigante de las telecomunicaciones lo ha negado.

Existen 24 países, entre ellos Suecia, que están colocando estas redes de 5G en Asia, Norteamérica y Europa. En cambio, Suiza, Australia e Israel no quieren incorporarse a la red 5G, muy a pesar de que Israel ha estado vinculado con esta tecnología, ha decidido bloquear la instalación, considerando como una amenaza, puesto que el impacto en la salud no es preciso aún.

Pero existiría lo que se denominaría la vacuna Bill Gates, para controlar a la humanidad, pues la alteración humana genéticamente con el COVID-19, conforme dicen los kits o paneles de control que se instalan, son reales.

Ecuador, por ejemplo, con su empresa CNT, tenía muchos valores por cobrar por deudas telefónicas analógicas, especialmente en pueblos y recintos donde fueron instalados.

Realmente fue una pérdida para el estado, posteriormente pasa a la telefonía digital, de igual manera existen muchos usuarios que no pueden pagar dichos valores consumidos, y que el estado ha considerado incobrables con anuncios de usuarios morosos.

Ahora esta nueva tecnología 5G, por características desarrollistas propias de países de avanzada, no tendríamos opción de adquirirla, por la poca capacidad económica y de conocimientos tecnológicos para un internet táctil, tanto de nanotecnología y robótica.

José Arrobo Reyes