Cartas de lectores

“El que recibe, revisa”

El 25-ene-2020 en la noticia “Por error mató a los dos hijos”, hecho ocurrido en Colombia, donde murieron dos niños por la ingesta de Tramadol en lugar de Albendazol, vale resaltar que el triste suceso también es una lección para aprender y evitar que se repita en otro hogar.

Existe una máxima contable que dice:” el que recibe, revisa” y es aplicable en cualquier momento de nuestras vidas. Enfocándonos en el tema, tres errores consecutivos decidieron la muerte de los dos niños: el primero, cuando la dependiente de la botica entregó los fármacos erróneos a la progenitora; el segundo, cuando ella no revisó los productos y se fue a su hogar; y el tercero y decisivo, cuando la madre suministró medicación a los hijos sin revisar que no era lo prescrito por el médico. 

No trato de excluir responsabilidades, simplemente analizo el paso a paso. La cadena de farmacias despidió de inmediato a la dependiente que hizo la entrega, pero con eso no los resucita, es simplemente “curar en salud el prestigio de la empresa”, los escándalos no son rentables. Si algún padre o madre de familia recibe medicación para suministrarla a sus hijos y es analfabeto, no debe sentir vergüenza. Solicité que otra persona confirme si lo recibido corresponde o no a lo prescrito por el doctor.

Ing. Isabel de Cordovez