Cartas de lectores

El Proyecto Delta

Muy buen reportaje sobre el plan urbanístico ideado por estudiantes de la facultad de Arquitectura de la Universidad de Guayaquil y el aporte valioso de la Municipalidad. Es importante conocer si este proyecto cubre la recuperación, restauración y nuevo diseño del pequeño bosque que se encuentra dentro de la Facultad de Arquitectura y la estación de bombeo (coordinadora de agua potable). 

Las personas que circulan al finalizar la Av. Delta y empezando las calles Tungurahua, malecón Emilio Estrada y Luis Vernaza, no creo que se hayan dado cuenta de la existencia de ese pulmón de la ciudad porque en los años 90 cercaron la universidad con muros de concreto; -presumo- en esa época la politiquería en esa universidad se amurallaba para que no entren las bombas lacrimógenas que la Policía les lanzaba en huelgas, paros y reclamos. 

Es importante que esos muros que cubren todo el perímetro, desde las facultades de Administración y Arquitectura sean eliminados y su bosque esté a la vista de estudiantes, moradores del barrio Orellana, ciudadela Bolivariana, turistas, etc., y también se rescate el último manglar que está en el bosque; ahí termina el estero Salado. 

Interagua, o Ecapap, debe modernizar y restaurar ese viejo galpón que tiene más de 60 años, y la tubería que abastece de agua a la mayoría de la población de la ciudad, debe ser mejor edificada; que con eso se rescate ese punto que es parte del Malecón del Salado y la Universidad de Guayaquil.

Lic. María José Santos Y.