Cartas de lectores

¿Es posible prevenir y controlar la corrupción?

Quienes vivimos solamente de nuestro sueldo, producto del trabajo honesto, nos preguntamos constantemente: ¿es posible prevenir y controlar la corrupción en las instituciones públicas? Porque llama mucho la atención informarnos a través de los medios de comunicación social, de actos indebidos e impropios que han cometido autoridades de elección popular o aquellas designadas “a dedo” por los gobiernos nacionales de turno.

No es posible que como ciudadanos honestos tengamos que enterarnos de casos relacionados con coimas, sobreprecios y el consabido “porcentaje” en la ejecución de tal o cual obra, que mientras más cuesta hay “más ganancia” para el administrador de turno; asimismo de la entrega de diezmos a las autoridades en funciones, manejado a través de un “fondo común”, con el supuesto consentimiento de los funcionarios públicos

Y denuncias sobre enriquecimiento ilícito, peculado y testaferrismo; así como familiares de las autoridades de turno, involucrados en la administración pública, disponiendo y tomando decisiones en la contratación de personal e incluso utilizando recursos públicos. 

Y para colmo, autoridades elegidas en las urnas, por pago de favores políticos o por cubrirse las espaldas, que disponían el incremento desmedido de sueldos de sus más cercanos colaboradores y de su equipo de confianza.

Lcdo. Arturo Lara N.