Cartas de lectores

Playas y sus palmeras

Propongo que se incorpore un departamento técnico para la remediación de las miles de palmeras pues su situación es digna de tomarse en cuenta.

El mes pasado en Gral. Villamil (Playas) en un lugar frente al mar, en medio de palmeras dignas de mejor suerte, decidí escribir esta misiva sobre mis estudios secundarios en la recordada Academia Militar J. Gómez Rendón cuya edificación ubicada sobre una loma desde donde se miraba con mayor esplendor la población de Playas -en aquella época parte del cantón Guayaquil. 

Disfruté 6 años de un clima extraordinario, con profesores ejemplos de vida, conservo gran amistad con mis compañeros de la instrucción militar en la base de San Antonio. Tengo que destacar que en este lugar y en sus playas, había una inmensa cantidad de palmeras que algún visionario mandó a sembrar, pero desgraciadamente en la actualidad se encuentran envejecidas y maltratadas. 

Falta renovación. Indudablemente hay todavía una población abundante de palmeras. Mas no ha existido el acierto de instalar en Playas un departamento de Servicios Fito-Sanitarios con la finalidad de proteger a estos maravillosos árboles cuyos frutos sirven para atender la salud y son buscados por los turistas. Coincidencialmente Expreso en su edición del 3-dic. 2019 informa que se sembrarán 7.000 árboles en Playas dentro de una Campaña ambiental denominada “Adopta un Árbol”. 

Propongo que se incorpore un departamento técnico para la remediación de las miles de palmeras pues su situación es digna de tomarse en cuenta.

Rafael Mendoza Avilés