Cartas de lectores

Nuevos estudios del dragado del río Guayas

Sobre el dragado del Guayas se viene hablando hace 50 años, cuando el poco sedimento se iba acumulando y a la vez disminuyendo el caudal del río. La necesidad urgente del dragado es de hace 20 años, del entonces llamado Playón, al que posteriormente se dio el nombre de El Palmar, cuyo crecimiento ha llegado al punto de que hay más islotes, con lo cual casi puede hacerse puente con Durán. Los correntosos Babahoyo y Daule se han convertido en productores gigantescos de sedimento. A falta de dragado, por aguajes, subidas de marea y lluvias torrenciales se inundan las calles. Este largo plazo nos hemos salvado de catástrofes serias. A pesar de múltiples ofrecimientos -hasta hay firmas de un contrato de dragado de $ 58´814.502 en la administración del prefecto Jairala-, la ejecución no llegó por una eventual terminación unilateral con la Armada, el 21 de agosto del 2019. El actual prefecto está analizando ofertas para un nuevo contrato. Para el 21 de enero se publicará la evaluación final de ofertas técnicas. La actualización de los nuevos estudios debería definir niveles de profundidad, volumen de sedimento y sitios de depósitos, a un costo de $ 145.580 y deberá realizarse en 75 días a partir de la suscripción. Se está pagando por nuevos estudios del dragado. Esperamos que ya no haya más atrasos, ya que El Palmar sigue creciendo.

Lcdo. Robespierre Rivas Ronquillo