Cartas de lectores

Necesitamos creatividad para salir de la crisis

Tras separarnos de la Gran Colombia (1830), aquellos con quienes la conformábamos nos regalaron una abultada deuda con los ingleses, terminada de pagar en la dictadura de Rodríguez Lara (1972-1976) De ahí en nos volvimos a endeudar, hasta arribar a 1961, cuando se efectuó el primer préstamo Stand- By al que Ecuador ha recurrido 18 veces. Entre ocho u once ocasiones ha incumplido el pago, cayendo en default. Nuestro país nunca ha sido positivamente administrado. Por tanto, desgobernado políticamente. El actual gobierno, como los que lo precedieron, busca renegociar los pagos previamente pactados. Los acreedores, que conocen cómo se desenvuelven las economías, en los países prestadores, lo van a apretar estratégicamente. Así, el margen que tiene la comisión renegociadora es muy poco. Tendrían que concesionar o vender bienes del Estado a la parte interesada en cobrar o al “mejor postor, porque dinero no hay, pero recursos sí. Eso es lo que persiguen las instituciones multilaterales de crédito. Lo urgente es salir de la asfixia. Para eso necesitamos personas capaces de convencer, con alta solvencia moral e infinita credibilidad, a fin de sostener una conversación de negocios con los cinco o seis multimillonarios del mundo (Bill Gates, Jeff Bezos, Warren Buffett, Amancio Ortega, Carlos Slim. Para ellos no sería una pesada carga un préstamo de $ 20 mil millones a cien años con un interés simbólico. No hay peor gestión que la que no se hace. Peor estando en esta encrucijada.

César A. Jijón Sánchez