Manejo prudente de excedentes

  Cartas de lectores

Manejo prudente de excedentes

Entramos a la temporada de las tan anheladas utilidades, pero recordemos que recién estamos saliendo de un año pandémico donde murieron seres queridos y negocios, o quedaron debilitados. Es importante que el trabajador no cuente con un valor imaginario y atractivo, peor anticiparlas con tarjetas de crédito. Luego vienen contratiempos financieros y andamos pensando cómo cubrir el bache. El desafío para este año es el efecto de la guerra entre Rusia y Ucrania que afecta nuestras exportaciones por la compra de nuestros productos y por el costo de sus fletes marítimos. Esto nos obliga a ser más cautos en nuestra economía. Tanto en nuestras finanzas personales y como Estado, busquemos subir las reservas de libre disponibilidad para atender futuros desastres naturales, ya que vivimos en medio de 84 volcanes, subducción de placas tectónicas, fenómeno cíclico El Niño e inundaciones. A nivel de educación financiera y por naturaleza debemos ahorrar y ser más precavidos. Se deberá analizar el uso correcto de cualquier pequeño excedente a nivel personal o de Estado, como la subida del precio del crudo. A nivel de política externa lo más prudente es mantenernos neutrales y buscando siempre que el conflicto se resuelva por la vía de la democracia, para bien de la humanidad.

Lic. Gunnar Lundh