Cartas de lectores

Maltrato a los jubilados

Ha transcurrido otro año más sin que nadie se interese por la precaria situación que atraviesan los jubilados y los adultos mayores en general; a diferencia de otros países donde este grupo de personas constituye para el Estado una de sus prioridades, reconociendo y agradeciendo, de alguna manera, el trabajo y sacrificio que estos seres desplegaron en sus etapas productivas, contribuyendo así al engrandecimiento de la patria.

Para nadie es desconocido el continuo maltrato que en Ecuador sufre este vulnerable grupo al que no se toma en cuenta cuando del incremento de pensiones se trata, ignorando por completo su precaria situación, más aún si consideramos que los asuntos de salud que presta el IESS son completamente ineficientes, pues los turnos para la atención médica son entregados cada tres, cuatro y más meses, y las medicinas básicas para los enfermos crónicos no existen. Tal parece que al Estado le interesa que los ancianos mueran para poder quitarse un peso de encima. Es deber de los gobernantes de turno velar por la salud y el bienestar de los adultos mayores, haciendo conciencia de que todos llegaremos a viejos y a nadie le gustaría que se lo trate de la misma manera.

Fabiola Carrera Alemán