Un juego para propagar tecnologías educativas

  Cartas de lectores

Un juego para propagar tecnologías educativas

La conexión física y funcional entre sistemas independientes permite la interacción a través de un entorno físico (prototipo, maqueta o modelo), sin dejar de lado sonidos que activan información en nuestro cerebro, sintiendo curiosidad por manipular este tipo de equipo. Hoy existe la necesidad de aplicar métodos innovadores de enseñanza para interactuar en el aula. El profesor tiene control de los contenidos que construyen conocimientos significativos, qué mejor si se los hace experimentando mientras se juega. ¿Existe alguna alternativa de uso de interfaces tangibles que mejoren el proceso de enseñanza-aprendizaje? Se ha desarrollado un juego que permite a niños interactuar y descubrir los sonidos de animales. Se colocan los dedos sobre algún animal de una maqueta para adivinar, con ayuda de los amigos, si el animal seleccionado es doméstico o salvaje e imitar su forma de moverse, la cual aparece en una pantalla. Este entorno físico de interfaz tangible se basa en una maqueta con espacios similares a los del zoológico de Guayllabamba (Quito). Los procesos de enseñanza innovadores aplicados en clase junto al desarrollo de un juego tangible con niños de cortas edades, permiten la propagación del uso de tecnologías educativas.

Mg. Roberto Camana-Fiallos