Cartas de lectores

Histeria colectiva por contagios

Queda como lección que estuvimos mal preparados para enfrentar este tipo de crisis...

El sábado se generó pánico porque las redes sociales informaron que una ecuatoriana en Guayaquil estaba infectada con el virus de moda, ocasionando una guerra de informes médicos, todos reales, sin respetar los derechos constitucionales de la persona y su entorno familiar, art. 66 num. 18, 19, 20 y 21 de la Carta Magna; así como la guerra por adquirir los insumos que a criterio de las redes combaten el virus, sin mayor sustento científico. Queda como lección que estuvimos mal preparados para enfrentar este tipo de crisis; que se despertaron las bajas pasiones de una sociedad agobiada por muchos problemas no resueltos, y que se trató con dureza y violencia a esta persona y su familia.

Édgar Villacrés Intriago