Una frase anticívica

  Cartas de lectores

Una frase anticívica

Sacarnos la gorra o el sombrero cuando oíamos el Himno Nacional era un acto de respeto. ¿Para qué jurar a la bandera si se piensa que “un saludo a la bandera” es un acto intrascendente y aun hipócrita?

Hay frases creadas por el argot popular que se quedan grabadas en el lenguaje del pueblo. Una de estas frases es: “un saludo a la bandera”, cuando se quiere referir a una cosa intrascendente, sin valor; a una situación sin importancia, que no merece ser tomada en cuenta. Es una expresión odiosa, anticívica. Pertenezco a una generación a la que enseñaron a amar, respetar y venerar a los símbolos patrios. ¡Qué maravilloso era empezar la semana de clase saludando a la Patria, cantando con unción cívica el Himno Nacional ante la presencia sublime del lábaro patrio!; comenzar las clases con una canción que llenaba nuestro espíritu de fortaleza para emprender el trabajo diario. Cantábamos: Patria, tierra sagrada; el Himno a la Bandera, el Himno al Deporte, En el pecho el valor del espartano y otras canciones. En nuestros corazones crecía el patriotismo. Aprendimos civismo con bellas lecturas y poesías que ahora han desaparecido. ¡Qué hermoso era llevar la bandera en los desfiles! Era un orgullo ser abanderado por tener la oportunidad de llevarla y hacerla flamear ante la gente. Hacer el Juramento a la Bandera era un acontecimiento; sentir sobre nuestras cabezas la suavidad de su tela cuando nos cobijaba colectivamente era motivo de gran satisfacción. Sacarnos la gorra o el sombrero cuando oíamos el Himno Nacional era un acto de respeto. ¿Para qué jurar a la bandera si se piensa que “un saludo a la bandera” es un acto intrascendente y aun hipócrita?

Rodrigo Herrera