Farmacodependencia

  Cartas de lectores

Farmacodependencia

La farmacodependencia es relativamente frecuente en personas con trastornos psicóticos como esquizofrenia...

La farmacodependencia es un tema prioritario de salud pública en el mundo, evidenciando las graves consecuencias que ocasiona el consumo de drogas en la salud del individuo y en su entorno familiar y social. La experiencia ha demostrado que los trastornos asociados a la farmacodependencia son en su mayoría de carácter crónico, incapacitante y letal. Las enfermedades relacionadas con la drogadicción deterioran la calidad de vida de los sujetos dependientes de estas sustancias y la pérdida de años potenciales de vida saludable. 

Inciden también en la disminución de la productividad, incremento del ausentismo laboral, utilización excesiva de servicios de salud y aumento de la tasa de mortalidad, lo que se traduce en un elevado costo social y económico. La demanda de sustancias adictivas ilícitas trae aparejado un problema mundial relacionado con sociedades con elevado ingreso, asociándose alteraciones graves del orden social. La farmacodependencia es relativamente frecuente en personas con trastornos psicóticos como esquizofrenia o en aquellas con trastornos bipolar, personalidad antisocial y trastornos de déficit de atención. Un factor influyente en el desarrollo de una dependencia es la disponibilidad de la sustancia si la persona vive en un ambiente donde puede conseguirla fácilmente. 

El cine, TV e internet son estímulos para los individuos, sobre todo en el adolescente, pues los programas y películas que presentan contienen diferentes elementos que contribuyen a cambios de actitudes de los jóvenes. Ellos buscan una solución a todos sus problemas y la salida más fácil es consumir sustancias como las drogas para tratar de modificar su estado de ánimo, producir gozo y muchas veces disminuir su nostalgia o algo más que lo incomode. 

La farmacodependencia es un problema mundial que no distingue sexo, edad, clase social y afecta sobre todo a los más débiles desde el punto de vista psíquico y físico: jóvenes y adolescentes.

Dr. Marcelo Lazo Salazar