Cartas de lectores

“Devuélveme los pantalones Eva”

Haciendo alusión a la obra escrita en los 50 por mi querido tío, Guillermo Adolfo Rodríguez Alvarado (Gara), le pregunto al señor presidente de la República, Lenín Moreno, ¿por qué admite personas incalificables en su gobierno? Recordarle que el cinturón... femenino... es solo para sostener los pantalones, no para que siga enquistado en todos los poderes del Estado y de manera insultante en el CNE . ¿Acaso los ecuatorianos somos retrasados mentales y no nos damos cuenta de la jugada que nos están haciendo? Tratar de envolvernos con retórica barata, aprendida de memoria y repetida como disco rayado. ¿Acaso le teme a Diana Atamaint? Usted como primera autoridad tiene el deber y el derecho de alzar la antorcha de la libertad y la verdad para salvar al Ecuador contra toda oposición, pues al asumir el poder juró ante Dios y la bandera tricolor dar su vida por ella. Lo exhortamos a que actúe con certeza y agilidad. Ya no queremos que nos pinte la esperanza en el aire, ahora esperamos realidades y transparencia. Las urnas tienen que ser abiertas y el conteo realizado por personas con calidad moral certificada. El resultado, cual fuere, será recibido con satisfacción porque el pueblo lo decidió, no un partido político. Las verdaderas evas ecuatorianas luchamos con honor y civismo por el amor y respeto a Dios, la patria y la familia, pilares básicos de la sociedad, riqueza infalible que nos llena de felicidad. ¡La vida sin futuro no es vida, es una muerte anunciada! Todos queremos vivir... 

Myrna L. Jurado