Destitución o deshonor

  Cartas de lectores

Destitución o deshonor

El Gobierno evita convocar la muerte cruzada, evita pelear, lo que llevaría a elecciones anticipadas

Año 1939: la Alemania nazi sometió a Francia y le tocaba el turno a Inglaterra, quienes dijeron que lucharían en las playas, en las montañas, allende el océano, pero que jamás se rendirían... y triunfaron. En 1453 Constantinopla fue conquistada por los Otomanos. Antes de que caiga la ciudad, el sultán Mehmed ofreció perdonar la vida de los cristianos y otorgaba la gobernación de una ciudad al emperador Constantino, quien no aceptó, y murió, según la leyenda, espada en mano atacando a los invasores que penetraban por un muro roto. Dos hechos de la historia, con una misma decisión: oponerse, presentar batalla, pero diferente resultado. El Gobierno evita convocar la muerte cruzada, evita pelear, lo que llevaría a elecciones anticipadas y con toda probabilidad a la pérdida del sillón presidencial, y ha preferido realizar concesiones a grupos políticos o personas involucradas en desfalcos al erario nacional. Churchill le dijo a Chamberlain: "os dieron a elegir entre el deshonor o la guerra, elegisteis el deshonor, y ahora tendréis la guerra". Sr. Lasso, podríamos parafrasear estas palabras diciendo: "os dan a elegir entre el deshonor o la presidencia". Mi opinión es que está eligiendo el deshonor, y de todas maneras le harán perder la presidencia. 

David Ernesto Ricaurte Vélez