Corrupción e impunidad, males de la sociedad

  Cartas de lectores

Corrupción e impunidad, males de la sociedad

Están convocados todos a castigar a los responsables con condena y sentencia social

No es a Glas a quien se ha dejado en libertad, es a la corrupción y a la impunidad. Nefasto precedente para que corruptos y delincuentes continúen con sus fechorías, pues el castigo es un tiempo en prisión, luego un "habeas corpus" para lograr la liberación y seguir con la corrupción. La impronta que se ha puesto a la sociedad es de vergüenza, el atropello a la fe pública es permanente, la infiltración a la institucionalidad por mafias criminales y narcotráfico es indetenible; hay que pensar en una profunda reforma institucional. Tienen que activarse herramientas democráticas constitucionales, muerte cruzada para llamar a una constituyente, revocatoria de mandato, consulta popular; unas dependen de la decisión política del gobernante, otras de iniciativa ciudadana. No esperemos que quienes han sembrado caos y generado inestabilidad y debilidad institucional den vida y luz democrática al país. Estamos frente a la decadencia del orden político, el ocaso de la democracia que ha puesto a los ciudadanos en la disyuntiva de dejarse seducir por la autocracia. O dejamos que el caos y la disolución de la república nos atrapen o nos convertimos en protagonistas insurgentes para vigencia de la vida republicana; tenemos armas democráticas. Están convocados todos a castigar a los responsables con condena y sentencia social; el juez jugador, el poder ético y moral encarnado en el pueblo. 

Soc. Stalin Poveda