Condolencias

  Cartas de lectores

Condolencias

Querido Galo:

Irreparable es la ausencia que se convierte en pérdida. La separación natural no lo es, cuando las vivencias habitan el alma.

Mi solidaridad en el pesar, más el afectuoso aliento para abrigar las alegrías de los eternos recuerdos de tu padre.

Raúl A. Estrada

Queridos Ridela y Galo:

En este momento de dolor y tribulación que viven por la irreparable pérdida de vuestro querido padre, expreso mi solidaridad.

La sentencia divina es clara, el que vive creyendo en Dios jamás muere y en la gloria del Señor tendrá vida eterna.

Me uno a ustedes con respeto al dolor que embarga vuestras almas, y los invito a que busquen consuelo en el infinito amor de Dios y en el imperecedero recuerdo de vuestro amado padre.

Patricia E. Palma