Una celebración para reflexionar

  Cartas de lectores

Una celebración para reflexionar

El 5 de enero de cada año, el periodismo ecuatoriano recuerda su día clásico, siendo el momento propicio para enviar un saludo sincero, respetuoso y cordial a todas y todos los periodistas de Chimborazo y el país, comprometidos con la verdad, justicia, imparcialidad, equidad y solidaridad; valores que identifican a los “obreros” de la información, que siempre buscan consolidar una sociedad solidaria, justa y equitativa.

Por esta grata recordación, reitero el férreo compromiso y misión de seguir trabajando con responsabilidad, honestidad, respeto y transparencia, sin claudicar en mis ideales y convicciones, sin compromisos con los poderes políticos y económicos, pensando solamente en orientar y enrumbar positivamente el trabajo periodístico, hacia el bienestar y buen vivir de los ciudadanos. Pero principalmente, buscando crear conciencia en las autoridades de turno, para que organicen, planifiquen y proyecten un futuro promisorio, sin mentiras, sin engaños, sin aprovecharse de los sectores más necesitados, con fines político-partidistas; sobre todo, sin síntomas de corrupción ni actos indebidos, ni mucho menos, pensando en enriquecerse ilícitamente, ni vivir eternamente de la política o buscar futuros cargos como docentes universitarios, prevalidos de su autoridad.

Arturo Lara Noriega