Carretera Quito-Lago Agrio

  Cartas de lectores

Carretera Quito-Lago Agrio

¿Hasta cuándo, señor Lasso?

Ante los derrumbes en la carretera que une Quito con Lago Agrio, el gobierno del encuentro solo se ha preocupado de los arreglos inmediatos del oleoducto, sin importarle la movilidad humana. Causados por el penetrante temporal en el sector de Piedra Fina, ahora amenazan con llevarse a una población entera; ha destruido la carretera en un tramo de más de dos km, aislando a poblaciones aledañas y el gobierno nacional, por cumplir un año en funciones, no ha hecho nada por remediarlo. Los habitantes perjudicados, mediante mingas han pretendido una solución aunque temporal, ante la indolencia del ministro del ramo, que debería apoyarlos con maquinaria y dirección técnica. Todos los transportistas han optado por utilizar la carretera que va de Baeza, pasando por Loreto, al Coca y da la vuelta para tomar la que lleva a Lago Agrio, pasando por Joya de los Sachas, el Proyecto, entrada a Shushufindi, continuando a Lago Agrio y Cascales, Lumbaqui y Reventador, ahora aislados. Si esta es una carretera alternativa, el gobierno del encuentro debería encontrar la forma de mantenerla habilitada (ahora se encuentra con enormes baches y puentes sin concluir sus arreglos), para facilitar la movilidad. No sabemos qué espera para darle mantenimiento mientras habilite en forma definitiva la carretera Quito-Lago Agrio, pues de la región amazónica se extrae y transporte el petróleo para su exportación. ¿Hasta cuándo, señor Lasso?

Gustavo Chiriboga Castro