¿A quién beneficia tanto ultraje e ignorancia?

  Cartas de lectores

¿A quién beneficia tanto ultraje e ignorancia?

Qué descalabro y “chifladura” persiste? ¿A quién beneficia tanto ultraje e ignorancia?

Dejar atrás quejas y mirar qué proponer a las autoridades para evitar más descalabros puede ser necia aventura. Ese es mi caso como artista y exponer lo que siento, pues la única fortuna disponible es la de expresarme públicamente. Nada es casual ni se evidencia solo en Guayaquil, lo vemos en cada espacio: gente sin escrúpulos para destruir o llevarse algo. Acabo de conocer que el Municipio de Guayaquil destituye al músico Omar Domínguez Castro de su cargo reciente como director del Museo de la Música Popular. Hemos pasado por atroces sucesos, ofensas múltiples por negocios nada útiles ni dignos. El caso murales, bisutería en pisos, tala de árboles, incendios de únicas áreas verdes, el derrocamiento del Museo de la Cerámica. Nada escapa a la indiferencia y mediocridad cómplice, por eso escribo, aunque no sea mi línea de tarea. ¿Qué descalabro y “chifladura” persiste? ¿A quién beneficia tanto ultraje e ignorancia?

Patricia León Guerrero

Pintora