Accidente cerebro vascular (ACV)

  Cartas de lectores

Accidente cerebro vascular (ACV)

Los accidentes cerebro vasculares son una patología importante en la vida de las personas y superan en número a las muertes por accidentes de tránsito, enfermedades hipertensivas y hepáticas. Más de la mitad de las personas que sobreviven requieren rehabilitación y muchas terminan con discapacidad moderada y severa el resto de la vida, causando enorme impacto familiar, social y público.

El ACV o derrame cerebral se produce cuando el suministro de sangre al cerebro se ve dificultado o se interrumpe por completo debido a la falta de flujo sanguíneo (isquemia), o una obstrucción (trombosis o embolia arterial), ocasionando que el cerebro deje de funcionar normalmente, afectando músculos y reflejos y produciendo pérdida de equilibrio, debilidad, parálisis facial, dificultad en el habla, deficiencia visual, falta de entendimiento, dolor de cabeza, pérdida de la sensibilidad, mareo y ausencia de reflejos.

Los tipos de AVC más frecuentes son isquémico, por obstrucción arterial y hemorrágico, por lesión arterial.

La clave para el tratamiento exitoso del ACV es la velocidad en la atención, es por eso que el equipo técnico de la Vicepresidencia de la República ha lanzado el proyecto Actúa con Velocidad, que en el lapso de dos meses ha logrado dos metas importantes: capacitación de personal y certificación de hospitales.

Participan en las acciones el Ministerio del Trabajo, del Deporte, de Educación que llevará adelante la Campaña Héroes’ con los niños, Ministerio de Salud, IESS y ECU 911.

Se han capacitado 757 personas, 240 médicos, 237 auxiliares y 280 miembros del ECU 911. Se han iniciado procesos de certificación de seis hospitales, como Centros Preparados de Respuesta ‘Stroke Ready Center’, Hospital IESS Sur, IESS de Ambato.

Hay hospitales particulares interesados en participar y la meta es capacitar a 30 hospitales y 5.000 personas.

Es importante puntualizar que la Organización Iniciativa Angels financia el programa y al Estado no le cuesta un dólar.

Dr. Carlos Mosquera Benalcázar