Opinión

Basta ya, señores de la Conaie

Con justo derecho el indígena de nuestros días participa activamente en la vida nacional.

Ciertos dirigentes del movimiento indígena de nuestro país han asumido “poses” incompatibles con nuestra realidad y contrarias a los principios que ellos dicen defender. El movimiento indígena es respetado y respetable por los demás sectores sociales del Ecuador, por mil razones. El indígena de nuestros días no es el mismo que sirvió de inspiración a Jorge Ycaza para que escribiera su inmortal obra Huasipungo, ni el mismo que motivó a Pío Jaramillo Alvarado a escribir su monumental obra El indio ecuatoriano. 

Con justo derecho el indígena de nuestros días participa activamente en la vida nacional. Preside prefecturas, alcaldías, es legislador, es ministro de Estado, embajador. Forma parte de organizaciones económicas cuando dirige y controla cooperativas de ahorro y crédito. 

Por estas razones llama poderosamente la atención que los dirigentes actuales de la Conaie ofendan a la autoridad pública con frases inaceptables, como las que usaron al referirse al actual primer mandatario al decirle “patojo de mierda”. O que públicamente declaren que no van a permitir que los funcionarios públicos visiten “sus territorios”. O cuando amenazan al vicepresidente con aplicarle la “justicia indígena” si entra a sus territorios. O cuando ante la prensa nacional declaran que han ordenado el cierre de los yacimientos petrolíferos porque están en “sus territorios”. O cuando “retienen” policías, ultrajan a mujeres policías. 

Lo que confunde a los ecuatorianos es que cuando se evidencian estos procedimientos ilegales, sus autores dicen que nada de eso es verdad, no obstante que constan en la prensa, en la televisión. Hay que recordarles que la Constitución, que ellos usan cuando les conviene, en el capítulo noveno de las responsabilidades, art. 83 numeral 2 dice que es deber de los ecuatorianos, y ellos lo son: “Ama killa, ama llulla, ama shua”. No ser ocioso, no mentir, no robar. 

Una reflexión: ¿por qué ahora actúan de esta manera y no lo hicieron en el gobierno de Correa que, entre otras “barbaridades” les quitó la sede social de la Conaie? Ojalá haya respuesta.