Zahara: "Escribí un caballo de Troya musical"

  Ocio

Zahara: "Escribí un caballo de Troya musical"

Desde España conversamos con la artista de indie pop ibérico en su grito de protesta contra el abuso

Zahara
Promociona su quinto álbum de estudio, PUTA.Cortesía Altafonte.

Una gota puede romper una roca. Golpe tras golpe sobre la piedra, esta se resquebraja y el sólido material habrá perdido su fortaleza. Así se siente al escuchar el nuevo disco de Zahara. La artista española empezó su recorrido musical en el 2005, aunque escribió su primera canción a los 12 años.

Hoy, su último disco titulado PUTA (2021) es considerado uno de los álbumes más inquietantes y ricos del año. Habla de romperse. De sentir constantemente un goteo de palabras hirientes de las que por fin puede hablar.

Cruella

Cruella de Vil: Odiarla por todo, menos por su ropa

Leer más

A sus 37 años, la artista nacida en Úbeda, España, tiene un hijo, cinco materiales de estudio y una de las carreras más prometedoras de la música independiente del país ibérico. Lo de la familia aquí es importante, porque forma parte de su vida, de cómo la sociedad la percibe o ha llegado a insultarla, aunque nunca haya sido de frente.

El álbum, del que su nombre quedará censurado en el resto de esta nota, tiene once canciones y, a modo de diario, uno se siente entrometiéndose en su privacidad más auténtica, aunque cada tema tiene más de 500 mil reproducciones en promedio.

“Cuando escribimos un diario y es algo íntimo, es cierto que nadie debería leerlo. Pero aquí va un poco. Lo que comparto aquí es algo que, al habérmelo callado, lo único que estaba haciendo era protegiendo a las personas que me estaban haciendo ese daño, al abuso, al maltrato. No es una intimidad que en realidad quiero que sea mía”, explica para EXPRESIONES desde su sala de ensayos en España, mientras prepara los detalles de su próximo tour.

Zahara lleva siempre una banda a modo de reina, una corona a modo de santa y unas letras inscritas que recalcan que para la sociedad es solo una meretriz. Un insulto del que se apropia para rechazarlo con energía. No lo quiere, pero ya lo lleva encima desde que a los 12 años le apodaron Merichane, el nombre de una prostituta de su pueblo. Lo hace visible para señalar que no es lo que los otros -y el machismo- digan.

Andrés Calamaro

Andrés Calamaro: 5 datos de su nuevo álbum 'Dios los cría'

Leer más

Merichane también es el nombre de uno de sus sencillos. Aquí hace un compendio de historias personales y universales, por las que las mujeres pasan. El acoso callejero, el abuso, el miedo a transitar solas por la calle, el miedo a la sexualidad femenina y la cosificación en la industria musical. Su experiencia en Universal Music (donde firmó su segundo álbum) se cuela entre los versos.

La música es pop, con sintetizadores. Entre alegre e introspectiva. Algunas invitan a bailar. Zahara asegura que fue un reto lograr este “caballo de troya musical”. Así profundiza: “Puedes estar bailando sin prestar atención, es una opción con este disco. Pero si te paras y pones atención, te das cuenta de todo lo que sucede”.

La intérprete ha tenido la valentía de contar su historia. Acepta que es un gran proceso emocional pero que estas gotas de insultos ya no caen sobre ella. Y por lo menos, el que la llamen así a sus espaldas, ya no le hace daño.

La entrevista

Con las ganas (2009) es una de sus canciones más famosas. Y siempre se está colando en las listas de música de Spotify. ¿Cómo nació?

Es una canción que no envejece. La hice cuando tenía 20 años, ahora tengo 37. En ese tiempo el desamor lo vivía de forma visceral, intenso. Recuerdo que cuando la terminé de escribir tuve la sensación de que iba a ser importante en mi vida. Y lo fue.

Es el tema que no le perdonan que no lo cante…

Sí, pero si pasa ya lo entienden. Mis fans son increíbles. Han hecho el viaje conmigo y ha habido conciertos en los que no lo canto. Y otros en los que digo que lo haré y todos se ponen emocionados. Ahora no lo estoy cantando.

Las personas que señala indirectamente en su último disco, ¿le han pedido disculpas por los daños?

No me ha escrito nadie, ningún aludido. En estas historias tan concretas de las que hablo no ha habido llamadas pero de personas cercanas a mí, que nunca me han hecho daño, sí. Son personas que estuvieron cerca en los momentos que sucedieron las cosas y no se dieron cuenta. Ha sido precioso porque me han pedido perdón por no haberlo visto. Y que lo he rechazado, porque no tenían que hacerlo y yo no permití que nadie se entere. Era un problema mío. Así te das cuenta que las buenas personas lo son siempre.

El hashtag #YoEstabaAhí provocó que las personas y el público de su país se unan a la conversación y denuncie sus historias de acoso y abuso. ¿Lo considera un paralelo español al movimiento #MeToo de Estados Unidos?

Decir #MeToo son palabras mayores. El #YoEstabaAhí, que repito varias veces en Merichane, era solo una cosa muy personal. Era mi forma de contarlo. Pero cuando veo que la gente lo usa para contar sus problemas se me rompe el corazón. Me sentí acompañada. Pero vi tanta mierda que sigue habiendo en el mundo. Yo soy una chica trastornada por mis sufrimientos y no me puedo sentir abanderada de la causa, pero es precioso ver cómo todo nació tan sinceramente. No tengo duda de que valió la pena compartir mis canciones.

Zoé

Zoé: “Vamos a esperar a tocar en vivo”

Leer más

   

Ficha

  • A los 12 años compuso su primera canción, llamada Una palabra.

  • Su carrera inicia formalmente en 2005. En 2009 lanza un álbum bajo la firma de Universal Music, que abandona enseguida. Tiene 5 discos de estudio.

  • Creó su propio sello discográfico, G.O.Z.Z. Records.

  • Fue maestra de los participantes de Operación Triunfo 2020.