Yugonostalgia, secretos rítmicos de los Balcanes

  Ocio

Yugonostalgia, secretos rítmicos de los Balcanes

¿Hay algo más nostálgico que la música de un país que ya no existe? Acompáñenos en un breve recorrido por diferentes escenas musicales de la antigua Yugoslavia.

JOSIP BROZ TITO
El dictador Josip Broz,  conocido como el mariscal Tito, en un montaje en el que luce un sombrero ranchero, en alusión a uno de los ritmos adoptados por la antigua Yugoslavia.Wilson Limones

A pesar de su régimen comunista, desde 1948 Yugoslavia se mantuvo distanciada de la URSS de Stalin y su modelo autoritario, de manera que los yugoslavos gozaron de ciertas libertades que eran impensables en el resto de naciones del bloque socialista. Eso fomentó el desarrollo de una escena artística siempre inquieta y diversa, que supo conjugar lo mejor de su folclor con ritmos foráneos.

Pero la Guerra de los Balcanes (1991- 2001) hizo añicos el sueño que mantuvo unidos a casi 23 millones de yugoslavos durante décadas.

El país quedó desmembrado, lo que dio origen a seis Estados independientes: Bosnia y Herzegovina, Croacia, Eslovenia, Macedonia del Norte, Serbia y Montenegro.

El gran Estado de los eslavos del sur ya no existe, pero YouTube nos permite recuperar parte del pasado.

HEAVY METAL Y HARD ROCK

A diferencia de la URSS, que prohibió el rock por considerarlo pernicioso, el rock occidental fue bien visto en Yugoslavia, recibiendo incluso el respaldo del aparato gubernamental. Eso se evidencia, por ejemplo, en el hecho de que en los festejos del Día de la Juventud de 1984 el lema fue ‘El rock and roll nos mantendrá unidos’.

Retrowave, movimiento musical y visual

Retrowave, un pie en el futuro y otro en el pasado

Leer más

En YouTube busque la Yugoslav Heavy Metal Compilation, que recoge 19 bandas, prácticamente la mitad con nombres en inglés y el resto en sus lenguas maternas. Ese detalle nos da una idea de la importancia de las raíces étnicas.

Atentos con Crna Udovica, Divlje Jagode y Dr. Steel. Y con Evil Blood, Pergament y Sarcasm, más agresivas, con una estética y sonido orientados al thrash.

PUNK Y HARDCORE

Hay que considerar el hecho de que los grupos yugoslavos de punk rock fueron los primeros en formarse en una nación comunista.

La compilación The Return of Yugoslavia, de 1990 recoge la escena nacional más extrema de finales de los años 80.

Al igual que megabandas de hard rock como Rollings Stones y Deep Purple, muchos grupos extranjeros de punk también tocaron en la antigua Yugoslavia en los 70 y 80.

El hecho de que tanto The Anti-Nowhere League como Angelic Upstarts (ambas, bandas inglesas) lanzaran álbumes en vivo en Yugoslavia (en 1983 y 1985, respectivamente) da una idea de la importancia de la escena de ese país.

  • YUGOWAVE

Aunque las cuatro canciones finales de Yugoslav Synth Pop MIX, disponible en YouTube, son posteriores a la disolución del país, muestran el respeto por el new wave balcánico. Vale la pena también escuchar Yugowave, en la misma plataforma.

SENTIDO DE PERTENENCIA

En 1989 la banda Riva le dio a Yugoslavia su único y primer trofeo en el Festival Eurovisión, con la canción popera Rock me.

Cuando a Emilija Kokiæ, la vocalista, le preguntaron años después en una entrevista con qué objetivos había viajado al festival, ella respondió: “Recuerdo pensar más en cómo representar a nuestro país lo mejor posible. Queríamos que nuestra gente estuviera orgullosa de nosotros”.

Sabiendo lo que pasaría apenas dos años después con la guerra de los Balcanes, las palabras “nuestro país” y “nuestra gente” adquieren un significado estremecedor.

Y hay muchas otras muestras similares en los comentarios de YouTube en videos de artistas yugoslavos: “No puedo creer que personas de todas partes escuchen nuestra música”, “¡Hola compañeros eslavos! Yugoslavia era un país increíble en lo que respecta al arte”, “Saludos de una mujer macedonia que vive en Bosnia y Herzegovina. Tuve una gran infancia en la Yugoslavia”.

Para todas estas personas, la yugonostalgia no es una novelería ni cuestión de tendencias, es la forma de reivindicar su historia y el lugar al que alguna vez llamaron patria.

MARIACHIS EN SERBOCROATA

Cuenta la leyenda que las autoridades yugoslavas, al no poder importar películas rusas (por razones ideológicas) ni películas gringas (por ser demasiado caras), encontraron en el cine producido en México la alternativa perfecta.

Eso fue introduciendo de a poco la música mexicana, sobre todo rancheras, que los yugoslavos primero empezaron a cantar en un español masticado del que poco entendían, hasta que decidieron crear sus propias canciones en serbocroata, dando origen al exótico yu-mex, que alcanzó su auge en los 60 y le gustaba al mismísimo Josip Tito, el gran jefe de la nación.

Le damos unos cuantos nombres para que investigue: Slavko Perovic, Nikola Karovic, Trio Jovanovic, Dukic, Tomljanovic, Ansambl Magnifico y el Trio Paloma.