Villano Antillano: “Yo simplemente existo y se me tiene que respetar y validar como soy”

  Ocio

Villano Antillano: “Yo simplemente existo y se me tiene que respetar y validar como soy”

La rapera puertorriqueña conversó en exclusiva con EXPRESIONES sobre la presentación de su disco La Sustancia X.

Villano Antillano
Villano Antillano.Cortesía

En la conversación sostenida en exclusiva con EXPRESIONES, la puertorriqueña Villano Antillano asegura que es innegable hablar de su carrera actual sin mencionar otros artistas como Bad Bunny y Bizarrap. Tras la sesión 51 con el argentino, la rapera pasó de ser conocida por unos cuantos a la popularidad global.

“Hacer la sesión, me abrió a un público al que yo tenía que llegar. Toda la gente que necesitaba ver a una mujer trans ‘partirla’ por mil y un razones, pues llegó y me puso en una posición de tener una plataforma mucho más grande, más segmentada y de más respeto que antes. Pasó como tenía que pasar”, indica.

Hace unos días, presentó La Sustancia X, su primer álbum que incluye once temas y en el cual apela directamente a la resistencia contra el patriarcado. Tres años le tomó a Villano la creación de esta pieza. Durante el proceso atravesó por muchas situaciones y cambios que se ven reflejados en cada una de las letras. En ellas coloca e introduce a la mujer desde una perspectiva poco explorada en el género. Entérese de todo lo que revela.

¿Cómo fue la dirección creativa del álbum La Sustancia X?

Este es un álbum que sale enteramente de mí, en cuanto a producción de sonido, audiovisual y letra, yo escribí absolutamente todo. Es algo que es muy profundo y a su vez es muy mío, pero a su vez es muy de todes y del colectivo que yo represento. Me alié a trabajar con personas enteramente queer. La portada la hice con dos de mis mejores amigas y da la casualidad que son artistas gráficas, que hacen también maquillaje y peinado. Las personas queer tocamos muchas bases y somos buenas en muchas cosas distintas, y tengo la dicha de que me pude sentar con gente que entiende mi visión específicamente y sabe de dónde viene. Hay muchas referencias de animé, porque lo consumo, hicimos un mood board e hicimos un proceso de todas las cosas por las que nos vamos a enfocar, decidimos los colores. Desde ahí fuimos partiendo, siempre fue un disfrute muy brutal porque son cosas que nos gustan hacer. Se trabajaron cuatro conceptos dentro del proceso fotográfico, de animé que representaban figuras femeninas que me han marcado, Asuka de Evangelion y referencias estéticas de femme fatale, que es el hilo conductor.

¿Cómo ha sido esta deconstrucción de sus letras ?

Yo pienso que es complejo, hay mucho pasando a la vez y hay mucha resistencia dentro de lo que yo hago que no es necesariamente intencional. La gente resiste más cuando una intenta explicar algo, y yo no vengo a hacer eso. Yo simplemente existo y se me tiene que respetar y validar como soy, y quien no pueda con eso que siga porque el mundo es grande y hay espacios para todos. Al que no le guste, que no mire. Yo creo que eso es liberador dentro de mi proceso. Yo siempre supe que tenía dos opciones, la primera dejar que el mundo me comiera y que eso me afectara, o no prestar nada de atención y vivir la vida que estoy viviendo y enfocarme en mi realidad, en lo poderosa que es. Usar todo eso a mi favor. Yo sé que hay un sector en el mercado que por el hecho de yo ser una mujer trans no va a escuchar mi música, y eso me libera en vez de hundirme. Me libera en el sentido de que yo no tengo que hacer ninguna performance para ellos, me enfoco en crear arte, contenido y música para gente que entiende de lo que estoy hablando. Eso te abre la puerta a crear desde un espacio muy liberador, de vanguardia y avanzado. Yo no hago cosas para gente retrógrada y limitada, no soy ese tipo de artista.

Conciertos Ecuador 2023 Artistas

Conciertos en Ecuador: la guía 2023

Leer más

En sus canciones pareciera que conviven múltiples personajes que se ven reflejados en los distintos tonos de su voz. ¿Es con un fin en específico?

Yo soy bastante estática y la misma a lo largo de mis canciones. Sí exploro mucho mi voz y la utilizo como instrumento. Como rapera es muy importante para mí meterme adentro y a veces lo imponente de un verso no está en lo que estás diciendo, sino en cómo lo dices. Naturalmente, hubo un proceso de cambio fisiológico que tuvo que ver directamente con mi voz en el espacio de tiempo que se grabó este álbum. Hay canciones que se grabaron hace mucho tiempo y mi voz sonaba enteramente distinta, y ahora que llevo tres años con un cuerpo que lo rige el estrógeno, la voz se me ha levantado. Mi voz tiene un metal totalmente distinto, y en algún momento dado me preocupó, pero al final lo utilicé y lo vi como que ahora tengo más campo para explorar.

¿Considera que hace activismo con su música?

Hay ciertas cosas de las que no puedo escaparme y tan importante cambiarlas que naturalmente las toco y sí soy vocal acerca de ellas. Es una dualidad, por ejemplo Kaleidoscópica es una canción que trata de drogarse y de pasarla bien, pero al mismo tiempo toca el punto de que es un escape para disociarse de lo distópico que está pasando a mi alrededor. Eso se vive mucho en el caribe y se basa en el concepto de baila, botella y baraja que es la manera que se ha vivido en Puerto Rico para no estar pendiente de los problemas tan grandes que tenemos, por eso hacemos mucha fiesta y consumimos alcohol.

Kudai

Kudai volverá a dar un concierto en Guayaquil luego de 15 años

Leer más

El apoyo de Bad Bunny

Antes de que Bad Bunny iniciara oficialmente la gira, ofreció una serie de conciertos en Puerto Rico en los que Villano Antillano y Young Miko estuvieron invitadas. Aunque el artista aún no tiene ninguna canción con ellas, las invitó y les dio un espacio en su show, a lo que ella dijo: “Es muy importante puntualizar que esas son mujeres queer puertorriqueñas. El movimiento está tomando otra dirección y no fue casualidad. Hay un sinnúmero de exponentes femeninas que están subiendo ahora y hay muchas queer. Es muy reconfortante que el artista número 1 esté claro en su precepto de hacia dónde se tiene que dirigir nuestra generación”.