Ocio

Verónica Ycaza: "Me queda la enseñanza de dar la vida por amor"

Mientras muchos celebrarán mañana el Día de la Madre, otros como la actriz y productora ecuatoriana llorarán su ausencia.

Cuca y Verónica.
Tiempos felices. Cuca y Verónica en una de sus tantas salidas.Cortesía

El coronavirus ha cobrado muchas vidas, desmembrando familias y dejando una estela de dolor, angustia e impotencia. La actriz y productora artística Verónica Ycaza perdió a su madre Diana ‘Cuca’ Velásquez hace escasos días.

La artista compartió su tristeza con EXPRESIONES faltando pocas horas para conmemorar a la reina del hogar. “Perder a una madre es uno de los sentimientos más duros que uno puede atravesar sin duda… pero haber tenido una como la que yo tuve me llena de gozo, de orgullo, fortuna, satisfacción y gratitud. Sentimientos que llevo en mi corazón con un profundo aprendizaje y enseñanza de amor”.

Indica que su mamá se fue como un ángel en la tierra que está ahora en el cielo, un ángel fuerte que le hizo frente a la muerte y sacrificó su vida por los demás. “No dudó ni un segundo en ir a socorrer a su madre, mi abuela Mamá Lola, quien se encontraba enferma con COVID-19. Lastimosamente sucedió lo indeseable, no solo el deceso de mi abuela, sino seguido de esto, la partida de mi madre, quien sufrió el contagio de esta enfermedad mientras la cuidó”.

La familia Ycaza Velásquez.
Verónica junto a su hermana Cuty, su mamá y su abuela Lola.Cortesía

Verónica, quien ha participado en varias obras de teatro y producciones televisivas como 3 familias, afirma que la historia del ser que la trajo al mundo es muy conmovedora por su entrega, sacrificio y amor.

Al tratar de hallar un por qué, solo le queda la enseñanza de “dar la vida por los demás y por amor”.

Añade que muchos la conocieron y pudieron darse el lujo de contagiarse con su alegría, singular risa, carisma y arrolladora personalidad.

Cuca Velásquez.
'Cuca' se destacó también por su civismo, emprendimiento y labor socialCortesía

Una mujer fuerte, de empuje, que sacó a sus cinco hijos adelante tras quedar viuda a los 46 años, que hizo voluntariado, activismo social y organizó hasta marchas cívicas. “Con mi hermana Cuty creó el primer spa en Guayaquil, que hoy es toda una institución. Y juntas creamos Shapó Teatro Café, creyó y apostó en mí, en el arte y los artistas, cosa que no muchos hacen, siempre estaré eternamente agradecida por eso. Fue una gestora cultural. Si lee esto desde el cielo, dejaré aquí escrito ‘te amo mamita linda y te voy a extrañar demasiado’”.

“Cuca mantuvo el ánimo del equipo ecuatoriano los tres días, pese a que nos ganaron cómodamente, y convirtió el estadio de 6.000 personas en una fiesta con su apoyo y alegría. A tal punto que cuando Boris Becker me ganó el último punto, se le acercó y le regaló su raqueta, felicitándola por el entusiasmo y pasión por su país. Cuca querida, cada vez que nos veíamos festejábamos ese partido de la Copa Davis de 1986 en Alemania. Te recordaré  siempre por ese momento”.
(Andrés Gómez, tenista)