Ocio

Verónica Sevilla, la ex Miss Ecuador que hoy quiere ser vicepresidenta

La binomio de Guillermo Celi, del movimiento SUMA, representó al país en el certamen Miss Universo celebrado en Panamá en 1986.

Verónica Sevilla
Verónica es una experta en negocios turísticos. También es coach ontológicaAngelo Chamba

Hasta hace menos de dos años gerenciaba Quito Turismo, una institución de servicio público que a través de una plataforma digital promueve a la capital ecuatoriana como destino turístico en el mundo. Sin embargo, hay que recordar que Verónica Sevilla Ledergerber fue Miss Ecuador en 1986, mucho antes de convertirse en couch ontológica y abrir una consultoría para emprender negocios turísticos.

La quiteña que hizo un posgrado en Dirección de Empresas y Planificación Estratégica de Marcas viajó a Panamá hace 34 años, país sede del Miss Universo, gobernado por el dictador Manuel Antonio Noriega 

Verónica Sevilla
ag-granasaVerónica, junto a otras candidatas, durante su estancia en Panamá en el Miss Universo.

En una anterior entrevista a EXPRESIONES, Verónica compartió algunas anécdotas de la época en que se convirtió en la mujer más hermosa del país, entre ellas, que, en 1987, un año después de su reinado, su banda fue sustraída del camerino del antiguo teatro 9 de Octubre, la noche que fue electa María del Pilar Barreiro.

Por su estatura (1,76 m) nunca usó tacos pero durante su preparació aprendió a caminar con ellos y también a maquillarse. Su entrenador fue Manuel Wolf, quien entre risas recuerda que le pegaba con un palo en las piernas mientras le gritaba "serrana, camina". Para ella fue agotador asumir el reto a los 19 años, dependiendo de una agenda no elaborada por ella en la que siempre tenía que estar sonriente y solícita. Aprendió a hablar en público, eliminar prejuicios y a ser tolerante. El año de su participación en el concurso Miss Universo ganó la corona la venezolana Bárbara Palacios.

Verónica Sevilla
En 1996. Verónica se sometió a una dieta estricta, comió queso con tomate por un mes.Cortesía