Ocio

Verónica Marcalla: la creativa ecuatoriana detrás de las uñas de Rosalía

EXPRESIONES conversó con la especialista en ‘nail art’, que se ha convertido en la favorita de muchas famosas en Madrid.

Verónica Marcalla
Las redes sociales son las vitrina donde muestra sus creaciones.Paulina Dávila // expreso

¿Quién le hará las uñas a Rosalía? Seguramente se ha hecho esa pregunta cada que ve los extravagantes y llamativos diseños que lleva la cantante en sus manos. Sabemos que este trabajo no se lo hace una persona únicamente, pues la española ha elegido a distintas artistas dependiendo las ciudades que más frecuenta.

Entre esas está Madrid y la encargada de este trabajo es la ecuatoriana Verónica Marcalla (26). EXPRESIONES tuvo la oportunidad de conversar con ella y contó todos los detalles de lo que ha sido compartir no solo con Rosalía, sino con otras famosas.

Pero antes de llegar a eso, Verónica, quien ha vivido más de la mitad de su vida en la capital española, habló sobre su gusto por la estética. Recuerda que desde pequeña “el estudio nunca fue lo mío (risas), siempre les hacía las uñas y peinaba a mis tías. Ellas se dieron cuenta de que se me daba muy bien y decidieron inscribirme en una academia”.

Verónica Marcalla
En @nailtexstudio muestra los trabajos de su estudio de manicura.Paulina Dávila // EXPRESO

A partir de ahí, se convirtió en una especialista en uñas acrílicas y pasó por muchos y reconocidos locales de la ciudad donde adquirió más conocimientos y se forjó profesionalmente. Esto le permitió crear su propia cartera de clientes, entre esos muchas figuras públicas, que la llamaban exclusivamente a ella para que les haga la manicura.

Hace 6 meses aproximadamente, junto con una socia, abrieron su propio estudio llamado Nailtex, ubicado en la zona de Delicias, al sur de Madrid. Revela que al principio soñaban con tenerlo en el centro, pues temían que no tengan interesadas, sin embargo ahora es un respiro estar un poco más alejadas, pues satisfactoriamente nunca les ha faltado clientela. Su modalidad de trabajo consiste en reservar citas, muy rara vez atienden a quienes vayan sin tenerla.

Reflexiona y agradece sobre lo alcanzado en tan poco tiempo y visualiza con abrir sucursales por toda España.

¿Llevarlas todos los meses?

Verónica asegura que ponerse uñas acrílicas con diseños no es riesgoso. Todo es cuestión del lugar que se elige para hacerlo y el cuidado que tiene la persona cuando las lleva. “Depende también del tipo de uña, es así como el pelo, si las tienes débiles hay cosas que no te puedes hacer, sin embargo yo llevo haciéndolo en mujeres desde hace mucho tiempo y no les ha pasado nada”, expresa. “Te acostumbras. Al principio yo me las hacía más cortitas, pero siempre con decoración, hasta para ir al colegio. Cada vez me empezó a gustar más y más largas y ahora es así como las llevo. Como yo las hago, es imagen”.

Rosalía la escogió

Por una recomendación, Rosalía llegó a Verónica. Era el 8 de julio del 2019 y la catalana le escribió un mensaje privado por Instagram (@guitonails) preguntándole si tenía disponible para hacerle la manicura ese mismo día. “Me dijo que le gustaba mi trabajo y yo no lo podía creer. Me mandó fotos del diseño que quería y fui rápidamente a conseguir todo, en especial aretes de distintas formas como osos, donuts y helados”, relata. Después de la compra, se dirigió al hotel en el que se hospedaba y juntas, por seis horas, llegaron a lo deseado. La intérprete de Con Altura lució esas uñas para su presentación en el festival Mad Cool. A partir de ahí, son constantes los comentarios que le deja la cantante en las publicaciones que sube la ecuatoriana de su trabajo.

Otras españolas fanáticas

Entre las actrices que la eligen, también están la protagonista de La Casa de Papel, Úrsula Corberó (foto) y la de Las chicas del cable, Blanca Suárez. La influencer de moda Dulceida y la cantante Lola Índigo son otras que han caído en el encanto del ‘nail-art’.

Las latinas, más clásicas

Las argentinas Tini Stoessel (1) y Lali Espósito (2) y la chilena Cami Gallardo (3) son algunas de las artistas latinoamericanas que cada que visitan Madrid buscan a Verónica para que les diseñe las uñas. Ella las define como “más clásicas y tradicionales a la hora de elegir”, pues casi siempre optan por colores bajos y formas cuadradas o mini stiletto (puntiagudas) que son las más conocidas. Asimismo, por sus agendas y flexibilidad, suelen visitar el estudio. De hecho, unos días antes de la entrevista, la argentina Lali pasó por ahí para hacerse un retoque.

Y los hombres, ¿por qué no?

Desde hace algún tiempo ha recibido clientes masculinos, más que nada conocidos en el mundo español. Verónica sueña con un día poder hacerle las uñas a Bad Bunny, quien se ha convertido en un referente para los hombres en llevarlas largas y pintadas.