Tamara Falcó vivió su compromiso, una infidelidad y una ruptura en menos de 48 horas

  Ocio

Tamara Falcó vivió su compromiso, una infidelidad y una ruptura en menos de 48 horas

La famosa aristócrata española tuvo que romper en menos de dos días el compromiso que había anunciado con  Íñigo Onieva, luego que se filtrara un video de él besando a otra chica

Tamara Falcó e Iñigo Onieva
Un video de Iñigo Onieva besando a otra chica se filtró apenas horas después de anunciar su compromiso con Tamara Falcó.INTERNET

Tamara Falcó heredó a la muerte de su padre el título de marquesa de Griñón, aunque su reciente ruptura amorosa con el ingeniero - aunque dedicado al mundo de la noche- Íñigo Onieva la ha convertido esta semana en la "marquesa de corazones" en España, llenando portadas de revistas, programas televisivos y tertulias en las que analizan el fin de la relación, que ya tenía fecha de boda e incluso anillo de compromiso.

Vanesa Martin

Vanesa Martin: "Ya quiero saber cómo es la gente de Ecuador"

Leer más

La joven aristócrata de 40 años es hija del fallecido empresario y viticultor Carlos Falcó, marqués de Griñón, y de Isabel Preysler, exmujer del cantante Julio Iglesias, a quien ella llama cariñosamente "tío Julio". Por eso su vida ha estado marcada por los focos, los paparazzi y un interés mediático que ha ido creciendo según aumentaban sus apariciones públicas, en fiestas, eventos sociales y en la televisión.

Los casi millón y medio de seguidores que Tamara tiene en Instagram, en la que ella relataba su relación con Onieva, vieron hace dos días cómo la también "influecer" fulminaba de la red a su ya exnovio y borraba la fotografía de un anillo valorado en 14.500 euros, sólo 48 horas después del anuncio de compromiso

La causa, la filtración de un vídeo en el que su hasta entonces prometido se besaba con una modelo brasileña, según apuntan varios medios, en una fiesta celebrada cuando ya mantenían una relación y no antes, como había asegurado el ingeniero.

"Estoy un poco en estado de shock, pero reconozco que estoy contenta de que esto haya salido ahora, si todas estas noticias hubieran salido estando casada o peor, ya con familia, habría sido terrible", dijo ayer Falcó (Madrid, 1981) sobre el vídeo filtrado.

Esas declaraciones, rodeada de una multitud de micrófonos, en las que reconocía su decepción amorosa, constató una realidad que ya en su día reflejó una afamada telenovela mexicana: los ricos también lloran.

POPULARIDAD TELEVISIVA

Religiosa -se confiesa católica practicante y su oración favorita es el Rosario-, extrovertida y con un lenguaje muy particular, se ganó al público durante su participación en 2021 en la versión del conocido programa de cocina "Masterchef", del que resultó ganadora.

Gracias a las cocinas televisivas la aristócrata no solo consiguió aumentar su fama y más apariciones en los medios si no que creció en ella una pasión por la gastronomía que le llevó a estudiar para ser chef.

Unos estudios que compagina con sus apariciones como tertuliana cada semana en el exitoso programa "El Hormiguero", donde analiza junto a tres compañeros la actualidad con una mezcla entre el glamour y una sencillez que roza a veces una inocencia casi infantil a pesar de sus 40 años.

UNA RELACIÓN SIEMPRE BAJO SOSPECHA

Que Onieva no era gusto de su madre - casada en tres ocasiones y que mantiene actualmente una relación con el premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa - era "vox pópuli", pero Tamara lo constató a unos entregados periodistas al sugerir entre risas que quizá habría sido ella la que filtró los vídeos en los que se constataba la infidelidad.

El propio ingeniero, de 33 años y de quien hace mucho tiempo le venían advirtiendo sus amigos, lo confesó finalmente en un comunicado en el que pidió perdón a su exnovia y a su familia.

juanes

Juanes y Morat hacen ‘sold out’ en Medellín en 24 horas

Leer más

Y lo hizo 24 horas después de haber asegurado a los paparazzi que los vídeos filtrados en los que se le veía besándose con otra mujer en un festival eran de 2019, previos al inicio de su relación con Tamara.

"El Íñigo con el que yo me he prometido no tiene nada que ver con ese Íñigo (el de los vídeos). Yo decidí apostar por mi exnovio y lo llevé hasta el límite, hasta ver que era verdad. Es difícil de creer, pero es así. El se dedicaba a la noche, viajaba mucho, pero en una relación debe darse libertad y para mi la base es la confianza", explicó la joven aristócrata.

Y la justificación final de porqué no había sido capaz de abrir los ojos antes la dio entre los focos de las cámaras y mirando de nuevo a todos los periodistas : "además os voy a decir la verdad. Estaba enamorada".