Rose Room, un spa al que le sobra experiencia

  Ocio

Rose Room, un spa al que le sobra experiencia

Su fuerte está en el cuidado de pestañas, cejas y labios. 

Alejandra Carrasco, propietaria de Rose Room.
Alejandra Carrasco se preparó para cumplir su sueño de abrir su propio negocio.Christian Vinueza//EXPRESO

Ser dueña de su tiempo y poner en práctica los conocimientos aprendidos durante años de práctica fue lo que impulsó a Alejandra Carrasco a abrir Rose Room. “Estudié y me gradué en la Escuela Esperanza Ferrá Soto. Una vez graduada, tuve la oportunidad de trabajar de forma dependiente en una de sus sucursales ubicada en el Riocentro Norte en mi área”.

Ahora, su especialidad, indica, es resaltar la belleza, sobre todo de las mujeres, con técnicas relacionadas con cejas, pestañas y labios. En ello, calidad y servicio sumados a un excelente trato marcan una gran diferencia.

Los resultados han sido exitosos. No solo está la oportunidad de independizarse laboral y profesionalmente; también tener ya dos spas, con personal altamente capacitado y brindar empleo a un grupo de mujeres altamente capacitadas. También ha habido momentos difíciles, marcados por la pandemia, “como a la mayoría de negocios dedicados a la belleza”.

Desde sus inicios, muchas cosas han cambiado. También las metas: “Por qué no soñar, con la ayuda de Dios, con varios locales más y poder hacer de este sueño mucho más grande y poder abarcar muchos más servicios. Estoy enfocada en enseñar lo que sé y así más mujeres puedan emprender en este mundo de la belleza”. Con su empuje y visión, seguramente lo logrará.

LOS CONSEJOS

No hay duda que las pestañas largas y abundantes dan un toque especial a los ojos y el resto del rostro: lo vuelven expresivo, coqueto y mucho más atractivo. Pero su importancia no solo se remite a la belleza. Su función específica es la de proteger los ojos de agentes externos como la luz, el polvo y el viento. Por eso su cuidado es primordial. Si lo que quieres es estimular su crecimiento, debes seguir estos consejos y aplicarlos con sumo cuidado.

Aplícales todos los días aceite de ricino o de almendras. Con la ayuda de un cepillo de pestañas, comienza desde el interior del ojo hasta la punta con movimientos en zigzag.

Evita usar máscara de pestañas a prueba de agua, pueden resecarlas y deshidratarlas hasta volverlas más frágiles y quebradizas.

No abuses del rizador de pestañas: puedes dañarlas e, incluso, partirlas.

Desmaquilla y limpia tus pestañas todos los días antes de dormir. La higiene es fundamental.

Guayaquil: Alborada 4ª etapa, C.C. Albocentro local 27, teléfono: 099-221-1614. Avenida Las Aguas y Quisquís. Mz. 54, solar 9, teléfono: 099-724-9188. Redes sociales: Rose Room Ec