Ocio

Reina Isabell II, un cumpleaños sin pompa, ruido y glamour

No solo Gran Bretaña se quedó con las ganas de festejar a la monarca, en Ecuador, por primera vez, tampoco hubo brindis ni fiesta en su honor. 

Reina Isabel.
A sus 94 años mantiene una salud de hierro y una lucidez brillante.Instagram

Si usted no pudo celebrar su cumpleaños debido al coronavirus, le comentamos que el festejo oficial de la reina Isabel II, que por tradición se celebraba el segundo domingo de junio, quedó reducida a una ceremonia protocolaria, lejos del desfile tradicional denominado Trooping the Colour.

Un número limitado de soldados y bandas militares rindieron homenaje a la abuela de Harry y William, en el Castillo de Windsor. Al saludo real, le siguió  una marcha de soldados por los terrenos del castillom manteniendo el distanciamiento social. Era la primera aparición pública oficial de la venerable anciana desde marzo, cuando se impuso la cuarentena en casi todo el mundo.

EN ECUADOR TAMPOCO HUBO CELEBRACIÓN

Los Armstrong
La familia Armstrong en una de sus tradiciones fiestas en honor a la reina.Santiago San Miguel

Cierto sector de la sociedad guayaquileña también tenía por costumbre celebrar a la soberana que cumplió 94 años.Como miembros del Consulado británico, la familia Armstrong por años desarrolló el evento en su hacienda de Baba y hace más de un lustro, cambió su ubicación al balneario de Punta Blanca, en donde se llevaba a cabo una serie de actividades, desde shows musicales hasta concursos de sombreros que las damas invitadas lucían al mejor estilo de los de Ascot.

Los Armstrong
El concurso de sombreros era infaltable en los almuerzos del consulado británico.Santiago San Miguel

Rocío Torres, vicecónsul H. de Gran Bretaña, señaló que la embajada de la nación europea en nuestro país, sigue las regulaciones dadas por COE  y como Guayaquil continúa en semáforo amarillo, no se permiten reuniones sociales de ningún tipo, por lo que este 2020 no hubo el usual brindis.“Es algo increíble y surreal, esperemos que el próximo año esto sea historia y celebremos la vida, esperando que a la reina Isabel II, Dios le dé buena salud para que siga al frente de ese gran imperio y país como es Gran Bretaña”, señaló Torres.