Pamela y Mirella: "Llegó el momento de unirnos, compartir y agradecer"

  Ocio

Pamela y Mirella: "Llegó el momento de unirnos, compartir y agradecer"

Un proyecto ideado entre estas dos cantantes guayaquileñas vio la luz en medio de la pandemia.

Pamela y Mirella
Pamela y Mirella programan una gira juntas para el próximo año.Miguel Canales León

Pamela Cortés y Mirella Cesa demostraron que no existen los egos cuando se comparte la misma pasión: la música.

“Para Una vez más, nos juntamos dos mujeres aceleradas”, dice Mirella entre risas, muy contenta por la acogida que en menos de un mes ha tenido esta melodía cargada de optimismo y alegría. La receptividad ha sido tal que ambas tienen una gira programada para el próximo año.

Coinciden en el hecho de que la crisis ha sido una oportunidad para compartir sus talentos y unirse en una atmósfera distinta. “Todo tiene un propósito, quizá de no existir la COVID-19 nunca nos hubiésemos juntado. Recuerdo que la idea nació mientras nos tomábamos un café, esperando que todo esto pase, pero luego pensamos que había que hacerlo ya”, dice la intérprete de Manantial de caricias. El mensaje que lleva esta composición encierra lo que muchas personas sienten en estos momentos, una combinación de gratitud, esperanza y nostalgia.

Pamela sostiene que precisamente hay que estar agradecidos por el hecho de estar vivos y valorar las cosas que tenemos y que no precisamente habla de lo material que, al final del día, se puede reemplazar.

La otrora Paquita menciona que trabajar en medio del confinamiento resultó el mejor desfogue para crear, componer y cantar. “Nos alimentó la energía que sentíamos para continuar desde otra realidad, sin tener la retroalimentación del público pero con la motivación de estar sanas, con familias, siendo madres y tener a nuestros padres con nosotras”.

Lo que más llena a Mirella es que con una melodía se haya llegado a un sinnúmero de personas en el momento justo en que necesitaban un mensaje alentador. “Es increíble cómo nos han compartido sus quiebres emocionales y se sinceraron a través de las redes compartiendo sus testimonios. Nosotras la hicimos a manera de terapia, pero ha sido terapéutico para otros. Es hermoso”.

Pamela Cortés sintetiza en que este 2020 debe ser tomado como el año en que se buscó la paz y encontrar el origen para centrarnos en nuestras necesidades reales. “Dentro de todas las desgracias y angustias siempre habrá un aprendizaje. Hace algún tiempo comencé a reacomodarme a una vida más simple y este año me lo marcó más, a despojarme de lo que no es necesario y abrazar a las cosas más simples de la vida, vestirme de emociones y de las personas que están a mi alrededor”.