Música

Pepe Parra, un personaje difícil de olvidar

Amigos y personajes del medio cuentan cómo recuerdan al cantante.

Pepe Parra murió a los 74 años en Guayaquil.Archivo

Con emotivas palabras, Vivi Parra dio a conocer, a través de sus redes sociales, la noticia de la muerte de su padre, el músico guayaquileño Pepe Parra. “Papito amado no hay palabras para describir la tristeza que siento. Descansa en paz Papanini. Te amo y te amaré toda la vida. El cielo te recibe con los brazos abiertos. Descansa en paz. Te amo”, fue el mensaje que subió junto a una foto de Parra, quien falleció la madrugada de ayer.

La nota luctuosa provocó los comentarios de muchos internautas, que lamentaron la partida de quien fuera ícono en la década del 70 con su programa La discoteca de Pepe Parra, que se emitía por Telecentro (hoy TC). Las muestras de solidaridad con los hermanos Adriana, Danilo, Vivi y José Daniel Parra-Montalvo, quienes siguieron sus pasos en la música, no se hicieron esperar.

El pasado 20 de noviembre, el exvocalista del grupo Los Dragones celebró su último cumpleaños (74) junto a ellos. Sus hijos Danilo y Adriana, quienes viven en Miami, retornaron la madrugada de este sábado 23 de noviembre a Guayaquil para estar junto a su papá.

Aunque se dijo que el velorio se realizaría en el Salón de la Ciudad, en el Municipio de Guayaquil, luego se confirmó que los restos del músico serán velados en la Sala Exclusiva 2 de la Junta de Beneficencia. Su sepelio será a las 17:00 del lunes 25, en el Cementerio Patrimonial.

La música de Pepe Parra es un ícono de la década del 70.archivo

Así lo recordarán

“Fue un gran amigo. Un hombre muy bueno, muy solidario, que le gustaba dar de qué hablar y que en los medios se hable de él. Todo lo contaba, era muy abierto. Sé todas sus historias, hasta que lo dejé de ver. Es preferible que haya descansado, aunque da tristeza. Siempre quedará el vacío del amigo y del ser humano”, dijo Silvia Mata, periodista de espectáculos.

“Lo recuerdo como un gran caballero, buen amigo, siempre cordial y por sobre todo, una de la voces más bonitas de Guayaquil. Yo tenía 13 años cuando lo conocí y me invitó a su programa La discoteca de Pepe Parra, allí me celebraron mis 15 años. Era un espacio bonito de oportunidades para la gente joven con talento musical. Cuando hizo su programa, él ya era conocido. Estábamos en constante contacto. Pepe durante una temporada fue animador de Chispazos. Ahí nos volvimos a encontrar en la TV. Fui testigo de su amor por Cachita Montalvo. Siempre lo vi muy enamorado, muy responsable y cariñoso con sus hijos. Provenía de un gran hogar, de una madre muy amorosa“ , recordó Luzmila Nicolalde, expresdentadora de televisión y actual concejala del Municipio de Guayaquil.

“Pepe ya es una leyenda. A Pepito lo conozco de toda la vida, casi el tiempo que tenemos cantando, que son más de 50 años. Yo no debo llorar, a nuestra edad tenemos que tomar todo suave, pero me ha dolido profundamente porque lo conozco muchos años. Soy testigo de su romance con su amor de siempre, que fue la mamá de sus hijos. Esos recuerdos son los que guardo. El Pepe después fue loquísimo y lo respeto. Fue muy querido y respetado”, señaló Gisell Villagómez, cantante.

“Para mí, Pepe fue un luchador, entusiasta y creador. Lo considero un ejemplo como artista y amigo. Yo fui parte de su programa La discoteca de Pepe Parra. Hago referencia a esto porque cuando salimos con el grupo Boddega, fue en el 72. Él fue el primero que me felicitó cuando escuchó la canción En tu corazón tengo un lugar. Pepe era un músico conocido junto a su agrupación Los Dragones. En lo musical fue un ejemplo para mí”, Gustavo Pacheco, cantautor del grupo Boddega.