Miguel Cedeño: "Me hacía falta reír"

  Ocio

Miguel Cedeño: "Me hacía falta reír"

El presentador del programa 'De boca en boca' se reunió con un grupo de amigos en casa de Mariela Viteri.

Mariela Viteri y Miguel Cedeño
Marlon Acosta, Raffaele  Pontis, Mariela, Miguel y Mónica Buchelli.Álex Lima // EXPRESO

Era un reencuentro que estaba pendiente. Cada año, en diciembre, en la casa de Mariela Viteri se reúne un grupo de comunicadores, entre ellos Miguel Cedeño, para festejar la fecha. Pero por la enfermedad del presentador del programa 'De boca en boca' (TC) aquello se suspendió. Previo a la cuarta quimioterapia de Miguel, en un almuerzo volvieron a compartir Mariela, el productor de ese espacio Marlon Acosta, Mónica Buchelli y, por supuesto, él.

Michela Pincay.

Michela Pincay: "Me da miedo el matrimonio, amo mi libertad"

Leer más

Debido al cáncer linfático que padece se le formó un tumor en el brazo derecho que le afectó la movilidad. Miguel pidió que lo ayuden a comer y que iba a necesitar una niñera. La presentadora y empresaria se ofreció a desempeñar ese papel.

La reunión empezó en la tarde y terminó la noche del sábado 12. Hubo mucha tela que cortar. Vino y una comida saludable preparada especialmente para la Cerecita fueron parte del menú. Mariela tuvo el detalle de servir todos los alimentos cortados para que el homenajeado no tenga problemas para comer. El novio de la anfitriona, Raffaele Pontis, además cocinó risotto.

Mónica quería tomarse unos ‘vinitos’ para celebrar (atrasado) su cumpleaños (8 de marzo). También estuvo Priscilla Tomalá, quien llegó tarde.

Durante el festejo, el presentador rió mucho. “Algo que me hacía falta”, dice. El segmento de Miguel, 'Guerreros de vida', se estrenará en su espacio, mañana. Lo volveremos a ver en acción contando historias de personas que luchan contra esta enfermedad y que conoció en Solca. El lunes 14 de marzo inicia otro ciclo de quimioterapias. ¡Ánimo!

Mariela Viteri y Miguel Cedeño
Con la presentadora y empresaria, Mariela Viteri durante un almuerzo.Álex Lima // EXPRESO