Ocio

Michelle Espinosa, ‘bautizada’ por Mau y Ricky

La guayaquileña de contó a EXPRESIONES cómo fue su contacto con estrellas de la música latina como Bad Bunny y los hijos de Ricardo Montaner.

Michelle Espinosa
Un video subido a redes sociales le abrió las puertas a un mundo en el que le gustaría incursionar.Cortesía Michelle Espinosa.

En entrevista concedida el año pasado a EXPRESIONES, la comunicadora venezolana Eliane Gallero aseguró que para que los nuevos artistas logren ser descubiertos y entren a la industria musical, deben subir mucho contenido a sus redes sociales, ya que nunca se sabe a manos y oídos de quién llegará.

La historia de la guayaquileña Michelle Espinosa (20) comenzó así. Era finales de 2019 y su cuenta de Instagram contaba con alrededor de 2.000 seguidores. Ya había estado publicando unos cuantos covers de canciones conocidas y decidió hacer su propia versión de 'Dakiti', de Bad Bunny. Me gusta hacerlas nostálgicas”, cuenta.

La subió con la corazonada de que esta vez algo mágico podría suceder y su intuición no le falló. Pasaron cinco días y un amigo cercano le dijo que postearía su video en Twitter ya que era ahí donde el artista puertorriqueño estaba teniendo más contacto con sus fanáticos.

El clip no tardó en llegar al ‘Conejo Malo’, quien no dudó en publicarlo en sus historias de Instagram. Fue ahí cuando todo estalló. Michelle recuerda que era un día cualquiera, cogió su celular, ingresó a la aplicación y observó la notificación de lo sucedido.

Se quedó en ‘shock’ por unos cuantos segundos, luego la emoción se apoderó de ella. Gritó como antes nunca. “Hasta mis vecinos vinieron a preguntar qué estaba pasando”, recuerda entre risas. Veinticuatro horas fueron suficientes para alcanzar 11 mil seguidores más, hoy cuenta con 17 mil.

Desde ahí algo cambió en su interior y la confianza en ella misma se elevó. Antes veía la música como un simple hobbie y, aunque por ahora no la estudia profesionalmente (optó por la carrera de Medicina), sueña con compaginar las dos actividades. Y claro que se puede, reitera, todo es cuestión de organización y ganas.

  • Mau y Ricky, sus ‘padrinos’ musicales

Ellos son dos personas increíbles, se tomaron el tiempo de escribirme, me mandaron videos, conversamos. A veces vemos a los artistas como unos imposibles y no lo son. Los dejé de ver como superestrellas y los empecé a ver más humanos, normales, humildes”, cuenta Michelle sobre la experiencia que tuvo con el dúo Mau y Ricky tras publicar un ‘mashup’ de 'Alcohol y humo' y 'La grosera', dos temas que pertenecen a su última producción titulada 'Rifresh'.

Yeison Jiménez

Yeison Jiménez: Con 'Tu amante' le canta a los enamorados de Ecuador

Leer más

Los hermanos quedaron fascinados con su voz y talento. Se pusieron en contacto con ella y hasta hicieron un live juntos en el que le dijeron que desde ese momento se convertirían en sus padrinos musicales y que no los olvidara. Sin quererlo, ellos confirmaron a la joven que cuando se tiene talento y se hacen las cosas sin pretensión, se puede llegar lejos.

Ahora, sus publicaciones en Instagram cuentan siempre con likes y comentarios de Camilo, Ricardo Montaner y hasta de Rauw Alejandro, de quien hizo un cover que él también compartió.

  • Estado: en una exploración constante

Michelle dice que sus padres son sus grandes admiradores y quienes más la incentivan con esta pregunta: ‘¿Cuándo vas a sacar tu primera canción?’. Esa es la meta que se puso para este nuevo año, presentar a todos los que la siguen, un tema inédito.

Ella compone, sin embargo está poco a poco aprendiendo de producción, pero cuenta con dos amigos que la han ayudado hasta el momento. También, está en una época de descubrir cuál es su sonido, pues teme que la encierren bajo el título de “la niña que hace covers”.

Samantha

Samantha Sánchez, de YouTube a los escenarios

Leer más

Anhela presentar cosas propias. Además, se enfrenta con el sentimiento de no querer defraudar a su comunidad que constantemente le pide que haga más contenido. No pierda de vista a esta artista que pronto vendrá con muchas sorpresas musicales.