Ocio

Marjorie Chávez: 'Empecé vendiendo libros y discos en la calle'

La economista y artista quiteña tiene 37 años y aspira a llegar a la Asamblea Nacional con el Partido Social Cristiano (PSC)

Marjorie Chávez empezó vendiendo libros afuera del Palacio de Justicia.
Marjorie Chávez empezó vendiendo libros afuera del Palacio de Justicia.Karina Defas

Es la definición de mujer polifacética. Marjorie Chávez aspira a ser una de las nuevas asambleístas del Partido Social Cristiano (PSC) y se animó a conversar con EXPRESIONES sobre su gusto por el arte, la música, las leyes, la economía y la danza. También explica su amor por las mascotas y la importancia de aprender habilidades blandas para la vida.

¿Quién es Marjorie Chávez?

Soy una mujer quiteña de 37 años, casi 38 ya, que ha encontrado en la formación y el trabajo la mejor herramienta para nuevas oportunidades. A lo largo de mi vida he intentado formarme y hacer diferentes actividades encaminadas a un mismo fin: generar valor. Mejorar la calidad de vida de mi entorno.

Parte de esas actividades es la danza. ¿Cómo nace ese gusto?

Empecé a ser danza por prescripción médica. Tuve un accidente de tránsito y estuve en coma mucho tiempo (a los diez años de edad). La rehabilitación fue muy dura. Era obligatorio hacer actividad física y así es como descubrí la danza. Siempre me gustó el baile, pero la danza en particular comienza con este episodio. Después de 20 años de práctica dejé de bailar, pero aún me queda el ritmo y el gusto.

Marcela Holguín junto a su hija y su mascota.

Marcela Holguín: 'Mi vida se resume en la palabra resiliencia'

Leer más

También es abogada y economista...

Mi faceta de artista y deportista incorporaron en mi temperamento la disciplina y la constancia. Con el arte aprendí que lo perfeccionado es mejor que lo perfecto. Eso lo aplico en cada parte de mi vida. Mientras hacía arte, estudié Economía y mientras hacía una maestría en Economía estudié Derecho. Ahora ejerzo las dos carreras.

Artes, economía, danza y también coaching...

El coaching es una herramienta que ha sido muy útil. Todos los profesionales deberían practicar las habilidades blandas que da el coaching. Yo me preparé profesionalmente con una maestría al respecto. Aprendí a escuchar de manera activa y a no juzgar a la gente entendiendo que cada uno es un mundo.

¿A qué hora queda tiempo para la vida personal?

Cuando uno es polifacético se da tiempo para todo. Tengo además dos mascotas a las que dedico mucho tiempo. También está la casa, el estudio, la lectura... terminé una maestría hace menos de un mes. Cuando uno quiere saca tiempo.

Otro gusto es la música, específicamente tocar el piano.

Siempre me gustó. Desde niña me gustaba el arte y la expresión. Soy muy emocional y romántica. Cualquier actividad que me emocionaba la quería practicar. En algún momento también me gustó el violín, pero nunca lo tuve. Tampoco un piano, pero en el lugar donde estudiaba había instrumentos para repasar. Ahora de grande, apenas pude cumplí la aspiración de comprar uno. Antes de comprar un auto preferí comprarme un piano. Ahora que estoy muy ocupada, no le puedo dedicar mucho tiempo. Los vecinos dicen: ‘No nos dejas dormir, pero qué bonito tocas’.

¿Sirve para liberar el estrés?

Claro que sí. Uno necesita utilizar diferentes herramientas de introspección que te permitan liberarte y tener estos espacios de conciencia en tu vida.

¿Las mascotas también ayudan?

Cuando uno tiene una vida muy ocupada, se piensa que no hay tiempo para mascotas. Pero en realidad suman mucho más de lo que te pueden demandar. Mis mascotas me han cambiado la vida y me han vuelto mucho más humana. La lealtad de mis ‘gordis’ no se compara. Ellos han sido mi compañía y les debo mi calma y tranquilidad. Tengo dos perritos y uno de ellos lo adopté viejito -hace dos años-, es mudo, cojo y no puede ver. Con él te das cuenta de que el amor transforma.

¿Qué tres cosas llevarías a una isla desierta?

Tengo una vida sencilla. Serían mis mascotas, la comunicación para estar cerca de mi mamá (porque no querría ir a una isla desierta) y libros del filósofo budista japonés Daisaku Ikeda.

Marjorie Chávez tiene dos mascotas.
Marjorie Chávez tiene dos mascotas.Karina Defas

Su ‘negocio’ a los 14 años

Marjorie recuerda su primer emprendimiento. Tenía 14 años. “Entre que salía del colegio e iba al ballet -por necesidad- tenía que trabajar. Empecé dando clases, vendía discos usados en las calles, en la época del Mundial vendía los balones del Mundial”. Con el tiempo, la oferta cambió y decidió vender libros de Jurisprudencia en las afueras del Palacio de Justicia y hasta le dejaron poner su stand de madera.

Wilma Andrade conversó con EXPRESIONES sobre sus gustos.

Wilma Andrade: 'En mis fiestas nunca puede faltar la guitarra'

Leer más

¿Entonces la primera experiencia con la legislatura fue esa?

Fue vender libros de Jurisprudencia (risas).

¿Qué enseñanza dejó todo eso?

Quiero que la gente sepa que la dinámica del mérito debe perdurar en nuestra sociedad.

La candidata tiene múltiples estudios.
La candidata tiene múltiples estudios.Karina Defas

Amigos en la Asamblea

Alfredo Borrero y Lucía Pazmiño

Alfredo Borrero: "La jefa en la casa es mi esposa"

Leer más

¿Qué le gustó de ser asesora en la Asamblea Nacional y qué no le gustó?

En la política en general porque las pasiones perniciosas no solo se ven en la Asamblea Nacional, sino en otras instancias de la política. También conocí a personas extraordinarias, no perfectas. Se puede ser extraordinario sin ser perfecto.

¿Como quién?

Grandes amigos. Henry Cucalón, Cristina Reyes, Henry Kronfle... toda la bancada del Partido Social Cristiano es gente muy trabajadora.

Marjorie Chávez toca el piano.
Marjorie Chávez toca el piano.Karina Defas

Ping-Pong

Nathalie Arias es candidata a la Asamblea Nacional por CREO

Nathalie Arias: 'Mi vida no se define con una sola canción'

Leer más

Arte: Paz.

Asamblea: Desafío.

Piano: Pasión.

Mujer: Carácter.

Emprendimiento: Creatividad.

Jaime Nebot: Líder.

Guillermo Lasso: Presidente.

Andrés Aráuz: [pausa larga] No representa a la nueva generación.

Cynthia Viteri: Mujer extraordinaria.

Cristina Reyes: Querida y extraordinaria amiga.