María Paulina Escobar, esposa de 'Chito' Vera: "Nos tocó madurar de un día para otro"

  Ocio

María Paulina Escobar, esposa de 'Chito' Vera: "Nos tocó madurar de un día para otro"

Paulina es la esposa del primer ecuatoriano en haber llegado a la UFC y nos cuenta cómo; 10 años después, tres hijos y muchos entrenamientos, el amor sigue intacto. Dice que en casa la que siempre tiene la razón es ella

chito y María Paula
María Paula y su esposo Chito Vera.Tomada de Instagram

Se conocen desde que estaban en la escuela, pero fue en el colegio donde se hicieron novios y ya llevan 10 años de casados con tres hijos. María Paulina Escobar, esposa del peleador de la UFC, Chito Vera, le contó a EXPRESO cómo es su relación con el manabita y cómo maneja su tiempo para dedicárselo a su familia.

La clave es la organización, comenta. Se levanta a las 6:30 am y prepara el desayuno para los niños, los alista para llevarlos a la escuela y se organiza con su esposo - dependiendo de los horarios de Chito- para llevarlos a sus clases.

Nathalie Carvajal

La segunda temporada de 'El poder del amor' ya tiene sus nuevos rostros

Leer más

"No todos los días son perfectos, hay días que digo ‘mi día es una maravilla’, pero hay otros que mientras trapeo estoy llorando porque me siento cansada, exhausta y con tantas cosas en la cabeza. Pero hay días y días".

Comenta que al principio fue complicado porque cuando ella tenía 17 años y Chito casi 18 tuvieron a su primera hija, Ana Paula, que nació con una condición especial. A pesar de su corta edad y las dificultades que les tocó vivir con su hija, ella considera que esto les ayudó a fortalecerse como pareja y familia, siempre hubo apoyo entre ellos y de sus familiares.

"Ningún matrimonio es fácil y menos para unos peladitos, siento que nos tocó madurar de un día para otro y hacernos cargo de un hogar".

Por trabajo, Chito se fue a vivir fuera del país y tuvieron que estar separados durante un año, solo se veían por videollamadas. La situación fue complicada, pero afirma que siempre tuvieron presente lo que ambos querían y se apoyaron para lograr todo lo que hasta ahora tienen. "Lo que siempre me llamó la atención de él fue su forma de ser, siempre fue súper amigable, de buen humor, siempre haciendo bromas, esa es una de las cosas que me gustan de él, que siempre me saca una carcajada", agrega.

Para el menor de sus hijos también fue complicada la separación, a su reencuentro él no quería verlo.

Aunque al principio la idea de que su esposo fuera peleador no le terminaba de gustar, siempre lo apoyó. "A nadie le gusta que golpeen a alguien que quieres, mucho menos si es tu esposo", dice María Paulina.

Al preguntarle cómo han hecho para tener esa estabilidad como pareja, responde que para mantener una relación larga y estable se debe tener paciencia y saber salir de la rutina, no necesariamente deben salir en citas siempre, pero con pequeños detalles se pueden lograr muchas cosas. "Por ejemplo poner una película luego de que los niños se duermen, beber una copa de vino, conectar con tu pareja", explica.

Jonathan Estrada

Jonathan Estrada ofrece a sus invitados desde caña manabita hasta Pájaro Azul

Leer más

“Aunque suene sencillo conectar con una persona, no lo es. A mí me costó al principio balancear la maternidad y mi matrimonio, hubo momentos en que Chito me decía ‘hey yo estoy aquí’, pero yo estaba 100% enfocada en ser mamá y no está mal, pero yo creo que en ese entonces me faltó buscar el equilibrio”.

Hoy en día la historia es otra, la comunicación dentro de la relación no falta. Disfrutan y les llena el alma caminar por la playa y contemplar el atardecer, normalmente lo hacen antes de que Chito tenga que viajar.

Asegura que no tienen ninguna cábala para antes de los encuentros, el peleador se encuentra en entrenamiento constante para estar siempre preparado y salir triunfante. Pero eso no aplica en el hogar. Y es que aunque sea Peleador de la UFC en su casa la que siempre tiene la razón es su adorada esposa.

Los entrenamientos de Chito son muy duros, pero su compañera de vida ya conoce su rutina y por ello los días más suaves de entrenamiento se organizan para sacar a los niños a pasear.

Al ver a Chito en competencias, sus hijos se sienten muy orgullosos, tanto que dos de ellos empiezan a mostrar interés en el deporte. " Chito está descansando y de repente ves a Nacho pegándole puñetes al papá y yo le digo Nacho déjalo a tu papá ya recibió suficientes golpes en el entrenamiento como para que tú le sigas pegando", comenta entre risas.

Eli aún no comprende al 100% lo que hace su papá, pero imita las cosas que hace Nacho.

Sebastián Yatra

Sebastián Yatra: "Colombia, estamos nominados al Óscar"

Leer más

Para María Paulina las redes sociales tienen cosas buenas y malas, como consejo de su esposo no lee los comentarios que les dejan algunas personas ni los buenos, ni los malos. Ahora entiende que compartir todo sobre su vida no está bien y ha decidido no exponer tanto a sus hijos en redes.

Además, añade que no todo lo que se muestra en redes sociales es real. Hace meses ella compartió un post en instagram dejando ver las estrías en su piel, pero no se avergüenza de ello, al contrario está muy orgullosa y deja un mensaje positivo a aquellas personas que no se sienten felices con sus cuerpos.

“El aceptarse es un trabajo del día a día, es tener paciencia, no torturarse viendo redes sociales porque recordemos que no todo es 100% real, si tú no estás feliz con tu cuerpo entonces empieza a hacer algo, come sano y ejercítate. Lo que sea que nos haga sentir bien a nosotros”.

Como familia tienen metas por cumplir y una de ellas, y con la bendición de Dios, indica, es abrir una cafetería en California (EE.UU), a mediano plazo.

El orgullo que siente Escobar por su esposo no le cabe en el pecho y menciona que le hace feliz ver a su esposo feliz y logrando todo lo que un día soñó.