Luis Eduardo Aute muere en Madrid a los 76 años

  Ocio

Luis Eduardo Aute muere en Madrid a los 76 años

Tras sufrir un infarto en 2016, que lo mantuvo en coma por dos meses, el cantautor, poeta y pintor, era cuidado por su familia en su casa de Madrid.

Luis_Eduardo_Aute-Transicion_espanola-Franquismo-Victimas_del_franquismo-Poesia-Arte_contemporaneo-Pintura-Conciertos_musica-Silvio_Rodriguez-Musica_479962562_149712328_1706x960
Luis Eduardo fue uno de los artistas más respetados y queridos de España.Instagram

Guayaquil lo tuvo en 2013 por primera vez, pero Quito disfrutó de su talento en varias oportunidades. Su conexión y cariño con Ecuador era tan especial que en mayo de 2016,  ofreció un concierto solidario en Madrid para las víctimas del terremoto que afectó principalmente a las provincias de Esmeraldas y Manabí. Hablamos del cantautor español Luis Eduardo Aute quien  murió este sábado a los 76 años, según confirmaron a Europa Press fuentes de la Sociedad General de Autores y Editores de España. 

El artista fue uno de los principales referentes de la canción de autor en España. Además de músico, Aute era director de cine, actor, escultor, escritor, pintor y poeta.

La voz de varias generaciones, llevaba tiempo alejado de la vida pública y los escenarios, tras sufrir un grave infarto en agosto de 2016, que lo mantuvo dos meses en coma. Tras varias estancias en hospitales, entre ellos uno cubano, Aute permanecía en su casa, cuidado por su familia.

Según recordó ABC, ya en 2018, el mundo de la música le rindió un sentido homenaje en forma de concierto, en el que participaron figuras imprescindibles como Silvio Rodríguez, Joaquín Sabina, Joan Manuel Serrat, Ana Belén, Massiel, Víctor Manuel, Dani Martín, Pedro Guerra, José Mercé, Rozalén, Vicente Feliú, Rosa León, Andrés Suárez, Ismael Serrano y Jorge Drexler.

En su larga y prolífica carrera, Aute sacó 19 discos de estudio y 17 poemarios. También fue una figura del cine, colaborando en 19 cortos y largometrajes como compositor, guionista o director. Y en el mundo de la pintura, dejó su huella en una treintena de exposiciones.

"Quizá la clave para ser realmente libre sea reír cuando puedas y llorar cuando lo necesites"Luis Eduardo Aute

El medio español El País lo recordó como “la voz más emotiva de la Transición, un fabulador fundamental que, en sí mismo, era una fábula: porque el pintor que nunca se imaginó como músico acabó siendo uno de los cantautores más reconocidos y reconocibles de la música popular española, todo un símbolo de las confesiones sentimentales”.