Ocio

Un lugar en silencio, Parte II: una cinta de suspenso y terror inteligentes

El espectador debe prepararse para situaciones que le arranquen sobresaltos y diálogos en los que no hay ningún desperdicio.

Un lugar en silencio-parte-II
Ruidos y silencios se mezclan para generar momentos de tensión inesperados.YouTube

Los esposos Abbott, Lee (John Krasinski) y Evelyn (Emily Blunt) así como sus dos hijos, Regan (Millicen Simmonds) y Marcus (Noah Jupe) jamás se repondrán de la pérdida de su retoño y hermanito, pero deben seguir adelante, obligados a desplazarse en completo silencio para no convertirse en “almuerzos” de las terribles criaturas invertebradas que han infectado al mundo.

En plena aventura se darán cuenta de que estos seres no son el único peligro existente sino que también deberán lidiar con otro tipo de amenazas. En su huida encontrarán a Emmett (Cillian Murphy, protagonista de la extraordinaria serie de Netflix llamada Peaky Blinders).

El poder emocional que emana de 'Un lugar en silencio, parte II' es encomiable pues surge cual demostración perfecta de lo que es un buen thriller: suspenso y terror creado con inteligencia y quizás su prólogo o ‘Día primero’ sea lo mejor del filme: Una ciudad, un juego de béisbol juvenil. Marcus está punto de batear cuando un meteoro atraviesa el firmamento dejando boquiabiertos a los espectadores, pues un fuego gigantesco llena el horizonte. Lee sabe que algo anda mal, Evelyn corre con sus hijos al coche… se hallan frente a frente con un mundo convertido en infierno.

Con aquella secuencia, Krasinski, director y guionista del filme, explica el comienzo de la historia, algo que en la primera entrega jamás narró; ello prepara al espectador para sacar emociones efectivas y vivir los sobresaltos que surgirán por derecho propio. Además, el diálogo jamás se desperdicia. Clara demostración de la firme dirección y mano dura de Krasinski pues su largometraje resulta ser emocionante, visceral.

El conjuro 3:El diablo me obligó a hacerlo

El Conjuro 3, de los monstruos digitales a escenas más tangibles

Leer más

El diseño del sonido es brillante. Ha sabido mezclar ruidos y silencios para generar momentos de apremios insospechados.

Y hay algo que debe destacarse: la película expone, veladamente, un principio: el temor de los padres al darse cuenta que sus hijos crecen, que están próximos a abandonar el nido, a descubrir su mundo, a desarrollar sus personalidades, en el interés que demuestran por las situaciones extrañas que están viviendo y que tienen -para ellos- el sabor de la aventura. Esto se manifiesta desde el momento en que Regan, los Abbott, conocen a Emmett, sujeto que vive en una acería abandonada y con el cual tropiezan en su fuga. Es él quien guiará los pasos de Regan, la hija sorda que concibió la pareja.

En el campo de las actuaciones, Krasinski tiene poco que hacer, pues en la primera parte ya dejó explicado el porqué en este capítulo su presencia es reducida. El talento de Emily Blunt sigue inalterable pero es Millicen Simmonds la que se lleva el filme. Actriz, que en la vida real es sorda, actúa con excelencia. Jupe no desafina y Murphy demuestra con su implacable dureza porque es uno de los mejores actores del teatro y cine inglés.

Emma Stone, Cruella

Cruella, con la originalidad de Emma Stone

Leer más

El final de este Lugar en silencio´´ es demasiado abrupto pero, al igual que Cruella o El conjuro III, sirve para que asistamos, cuidando nuestra persona, a las salas de cine para espectar “una segunda parte que parece más bien una franquicia”, afirma la revista EW.

  • CALIFICACIÓN: * * * *