Ocio

Karolayn Corzo: esencia femenina, la clave en el mundo visual de Llane

La creativa audiovisual cuenta a EXPRESIONES sus experiencias dentro de la industria musical latina que aún mantiene predominancia masculina.

Karolayn Corzo
Su trabajo con el ex Piso 21 detrás de cámaras, le ha permitido demostrar todo su talento.Instagram @karolayncorzo

Mantiene un contacto estrecho con la industria musical, a la que califica como “muy bonita”. Ella aprecia los lados A y B de la vida, como si se tratara de un casete. “Me parece que hay mucha libertad y al mismo tiempo bastante restricciones”. Karolayn Corzo es una apasionada del arte visual y fue ahí donde encontró el modo de vincularse con este sector del entretenimiento.

Confiesa que desde pequeña ya tenía relación con la música. Tomó clases para aprender a tocar diferentes instrumentos, pero la presión social le jugó una mala pasada y abandonó todo porque sentía que no se veía ni bien ni ‘cool’.

A los 15 años se mudó a Miami y cumplió uno de sus primeros sueños. Estudió Diseño Gráfico. Aunque no terminó la carrera, continuó aprendiendo por su cuenta y esto le permitió formar parte de varias agencias. Hasta que un día decidió lanzarse como freelance y “todo se fue dando, yo siento que estaba destinado a suceder porque me llegó”, asegura.

Su primera participación como independiente fue en un evento musical realizado por HBO Latino y Neon16, una disquera en crecimiento. Y fue ese el principio de más puertas abiertas. Esto le permitió conectar con personas clave de la industria y fue a través de una recomendación que terminó trabajando con Llane, exintegrante de Piso 21.

Han pasado ocho meses de relación laboral con el colombiano que se han ido transformando y la han colocado como una pieza fundamental en el equipo personal del artista. “Conectamos súper bien, logré entender su esencia y lo que quiere transmitir. Me encargo de la parte visual, videos, vestimenta, estética. Disfruto demasiado el estar detrás de cámaras”, cuenta.

Añade que desde que las redes sociales se convirtieron en una herramienta fundamental en la carrera de un cantante, el trabajo audiovisual ha tomado más peso que antes. Hay que armar un plan estratégico de contenido pero, para ella, hay que aprender también a fluir. Señala que es indispensable tener en cuenta que hay cosas orgánicas que conectan más con el público y no importa tanto cómo se ven.

Aunque tiene muchos sueños personales, aspira, cuando las cosas se normalicen, poder viajar con Llane y disfrutar de lo que viene, sin dejar a un lado sus objetivos.

La venezolana es también una fanática de la moda y es otro de los nichos que quiere combinar con la música.

Ver esta publicación en Instagram

La sinceridad para que fluya el arte...

Una publicación compartida de Karolayn Corzo (@karolayncorzo) el

  • La primera impresión fue así...

“Uno de los trabajos que más me marcó fue mi primera participación en un video de música. Nunca había tenido la experiencia, yo estaba completamente sola y fue una locura. A medida que voy descubriendo nuevas cosas y estoy en diferentes proyectos, me voy enamorando más, aunque no es fácil. Como hay muchos hombres, como mujer hay momentos en los que te sientes intimidada o que tienes que probar algo para poder resaltar y que te tomen en cuenta. Me gusta verle el lado positivo y siento que nosotras tenemos una esencia muy particular que los hombres no pueden dar. A veces tenemos ese privilegio de que, adonde lleguemos, podemos brillar”.

  • Presencia femenina en crecimiento

Karolayn cuenta que el número de hombres siempre sobrepasa al de mujeres en los sets, estudios de grabación o a la hora de liderar proyectos. Ratifica que lo que le ha ayudado a ella es “tener ese carácter de, con amor”, ser firme para que la tomen en cuenta.

“Llevo mucho tiempo trabajando con hombres y siento que son los que dominan esta industria porque entre ellos se pueden entender. Mi trabajo para ayudar a una persona a que se exprese visualmente, es entenderlo, tener la capacidad de comprensión para poder transmitir un mensaje. Para mí, es un balance el que nos den más oportunidades y nosotras hacer nuestro trabajo de entender un poquito más”, finaliza Karolayn.