José Hidalgo: “Hay muñecos vudú por todos lados en Nueva Orleans"

  Ocio

José Hidalgo: “Hay muñecos vudú por todos lados en Nueva Orleans"

El asesor de imagen se encuentra en esa ciudad en la que se desarrolla el certamen de Miss Universo

José Hidalgo.
José Hidalgo.Cortesía

La Miss Ecuador Nayelhi González está feliz en Nueva Orleans por las experiencias que vive antes de la gala final del certamen de Miss Universo a desarrollarse hoy desde el Centro de Convenciones de esa ciudad. Tras la competencia preliminar, las 84 aspirantes ensayaron a puerta cerrada. En la velada que se llevó a cabo el miércoles 11 de enero hubo problemas en el ingreso. Los miembros de las barras de Colombia y Venezuela no respetaron los asientos numerados y entraron corriendo a tomar las mejores posiciones.

Nayelhi González.

Nayelhi González tuvo un pequeño tropiezo en la gala preliminar de Miss Universo

Leer más

“Después de esa trifulca de gente cogiéndose los asientos, redoblaron la seguridad de las chicas, las sacaron por la puerta de atrás del hotel. Además, no hubo acceso a la presentación de la corona, solo estuvo la prensa”, cuenta José Hidalgo, asesor de reinas de belleza que por quinta vez asiste a un Miss Universo y que ha aprovechado para hacer también turismo, porque no había eventos programados los jueves y viernes.

“Ellas casi no han recorrido la ciudad porque solo han estado trabajando”, añade. El certamen se podrá ver por TNT y Telemundo.

Este urbe donde se desarrolla el Miss Universo es famosa en el mundo por su gastronomía, por el festival de Mardi Gras (carnaval) y por la gran variedad de leyendas urbanas que la envuelven. La mayoría de estas están íntimamente relacionadas con el vudú.

Aquello es lo que más ha impresionado a José, quien comenta: Hay muñecos vudú por todos lados y además dicen que hay gente vampiro”. También desde libros de hechizos hasta lecturas de cartas e incluso hierbas y mezclas de raíces para encantamientos y un museo del vudú. En otras palabras, harta brujería.

Mejor que no agarre nada. Cuando se desconoce de estos temas es mejor no meterse, se corre el riesgo de dejar puertas abiertas.