José Andrés Caballero: "Soy un man pro bondad y pro vida"

  Ocio

José Andrés Caballero: "Soy un man pro bondad y pro vida"

EXPRESIONES sentó al banquillo al actor ecuatoriano, a quien pronto veremos como el villano de Sí se puede y despejó todas nuestras interrogantes.

José Andrés Caballero
José Andrés ha participado en series como La Trinity y Sharon, la hechicera.Cortesía

José Andrés Caballero es un conocido actor guayaquileño que ha participado en varias series y producciones teatrales. Lo sometimos a El Cuestionario y esto fue lo que respondió:¿Qué lecciones le deja el coronavirus que desde ya está aplicando?

Valorar lo que se vive, las personas que te rodean, los detalles, el tiempo, tu trabajo.

¿Qué perdió y qué ganó en estos más de dos meses de confinamiento?

No soy negativo, siempre he visto lo mejor de cada cosa y mejorar en lo que se puede corregir. Lo que perdí fue el ‘embale’ de seguir creciendo, venía rodando por seis meses y quería seguir haciendo cosas. Pero bueno, aprendí que mis planes no me pertenecen. Aprendí que también no hay que dedicarse solo a una actividad y desarrollarse en otras habilidades, estoy estudiando para invertir en divisas y bolsas de valores.

¿Qué habilidades desarrolló o descubrió estando en casa?

Amo cocinar, lo hago desde que tengo 12 años. Aproveché esta cuarentena para aprender cosas nuevas, técnicas, ingredientes, sabores nuevos. Además toco guitarra y teclados, y me di tiempo para tomar de nuevo estos instrumentos.

Su personaje en Sí se puede se percibe como el villano de la historia. ¿Qué tiene que decir de esta producción en particular y de su personaje?

Es una gran responsabilidad y este personaje me da nervios. Sandro Rossi es un empresario de futbolistas, delegado de la FIFA que llega a sobornar, secuestrar y extorsionar, pero tiene una gracia porque no es un malo aterrador. Es amigable y muy simpático, muy inteligente para maquinar cosas oscuras.

Como actor, ¿qué proyectos desarrolla en medio de esta pandemia para adaptarse a la nueva modalidad?

Como todos, adaptándome a esta nueva modalidad de llegar al público, ya que este no puede llegar a nosotros aún. Se ha habilitado esta plataforma porque es viable para un performance, crear contenido y ofrecerlo en vivo. Estoy en tres proyectos afortunadamente, estaré en Tonto amor, de José Rengifo; El colado, de Fernando García; y en proceso de un proyecto con Jerson Quinde y tiene que ver con un asesinato en la que el espectador participa.

José Andrés Caballero
José Andrés aprovechó estos meses para estudiar y desarrollar habilidades fuera del arte.Cortesía

¿Cómo ve estas plataformas como Zoom que más bien distan del contacto con la gente?

El teatro tiene una sensación única que no te la da el Zoom, con el que cambia la manera de ofrecer espectáculos. Pero si es una herramienta para desarrollar un trabajo actoral, la aplaudo. No hay que parar de trabajar ni que la gente deje de consumir.

¿Qué cree que le diría el diablo si va al infierno?

Se sorprendería y me diría: “Oye, tú qué haces aquí”.

¿Es de los que va contracorriente o se adapta al sistema?

Si me toca alguna vez nadar contracorriente para llegar a mi objetivo, lo haría, pero soy completamente adaptable a las situaciones. Trato de no complicarme con nada, busco la manera de resolver todo.

¿Qué es lo que jamás perdona o lo que más le cuesta perdonar?

Soy un man pro bondad, pro vida, pro buenos momentos. Creo que perdonar es una de las mejores oportunidades para que el ser humano crezca, deje a un lado el orgullo, el ego y así lograr que tu corazón vibre fuerte, atrayendo cosas buenas. Pero lo que sí me cuesta tolerar son las mentiras, pero igual perdono, al final de cuentas lo haré con todo y con todos.

¿Qué sonido es el que siempre quisiera escuchar?

Disfruto el silencio, aprendí a no hablar cuando estoy solo. Disfruto de mi propia compañía, pero el sonido que siempre quisiera escuchar son los silbidos de mis padres y las risas contagiosas.

José Andrés Caballero
El actor desarrollará tres proyectos virtuales en artes escénicas.Cortesía

Si fuera ministro de Cultura , ¿qué sería lo primero que haría?

Las medidas que tomaría tendrían que ver con la educación. Deberíamos reimplantar materias que han sido olvidadas en la educación básica como la Literatura, la Danza, el Teatro, la Pintura. Debemos introducir la cultura como un eje central de la educación y fortalecerla como algo fundamental. También crear sedes de formación que estén al alcance de todos, como becas.

Si allanaran su casa equivocadamente, ¿qué encontrarían?

De entrada se encontrarían con mis dos perras y mi gato. Me molestaría que se les escapen, pero no hallarían nada que me comprometa con una situación incómoda (risas).

¿Qué errores comete con frecuencia y no aprende la lección?

Mi mayor error tiene relación con la puntualidad. Dar una hora en la que quedamos en llegar y no lo hago. Es una lección que nunca aprendo, pero es algo que corrijo progresivamente. Cada vez llego menos tarde y eso es bueno. Trato de no tropezar siempre con la misma piedra. La falta de determinación en decidirme por algo ha tenido consecuencias, pero voy aprendiendo.

¿Qué libro, película o serie se adaptaría más al título de su vida?

Por nombre, más no por concepto, sería Intensamente o Mamma Mía.

Si fuese Romeo en una producción y tuviera la potestad de escoger a quien interprete a Julieta, ¿quién sería?

Ester Expósito, se grabaría en España y con el texto original. Sería una bombota (risas).

¿Algo que haya visto y lo haya conmovido hasta las lágrimas?

Estuve al borde de las lágrimas con el vídeo de esa niña afrodescendiente que piensa que por el color de su piel la van a matar. Tiene miedo y es algo que forma parte del caos que ahora se vive en Estados Unidos.

"Los actores empezamos a caminar por un lugar que no está iluminado, que es nuevo, pero no hay que dejar de moverse, hasta ver qué pasará. He ganado una motivación de no parar y adaptarme laboralmente, ese motor de creatividad me permite generar una oferta con los recursos que cuento y así obtener una demanda”.