Historias de vida: La necesidad de abrir paso a los grises

  Ocio

Historias de vida: La necesidad de abrir paso a los grises

Tendemos a ‘casarnos’ con un solo lado de las historias, acontecimientos o personas, cuando en realidad los intermedios también funcionan.

Jhonny Depp y Amber Heard
Jhonny Depp y Amber Heard.Cortesía

Durante seis semanas, el mundo puso los ojos en el juicio entre Johnny Depp y Amber Heard. Los internautas empezaron a actuar como abogados y provocaron que los fans de ambas personalidades se enfrenten a diario, generen contenido para defender a cada uno y así convencer a la audiencia de que escoja su ‘bando’.

Al inicio de este enfrentamiento, la opinión popular se inclinó a apoyar a Heard, sostenida por los grupos feministas a los que ella siempre tomó como un soporte y, en ocasiones, también les mostró su apoyo.

Lo cuestionable de este respaldo es que en cierto punto se veía sesgado, ‘angelizando’ a la actriz y satanizando a Depp; o viceversa, debido a los innumerables hechos detrás de este caso.

La sociedad ha estado acostumbrada a etiquetar a las personas con los adjetivos de bueno o malo. Eso provoca que a la gente le cueste ser objetiva y siempre termine eligiendo a uno y aferrándose a su verdad.

Para la redacción de este artículo, EXPRESIONES conversó con la psicóloga humanista Alegra López, quien bajo su mirada profesional comparte algunas teorías de su rama que explican el porqué de esta situación.

Además, el tema de Johnny Depp y Amber Heard sirve como ejemplo claro de lo común que ha sido y es escoger a alguien y ‘casarse’ con su historia, sin darse cuenta de que, en muchas ocasiones, es necesario ver los grises y matices.

Ana Gabriel y Karol G

Ana Gabriel le dice 'no' a colaborar con Karol G

Leer más
16553083889448
.Cortesía

Johnny y Amber: tóxicos y culpables de difamación

Es importante aclarar que no se está queriendo tomar una postura sobre este hecho. Más bien es un ejercicio de observación sobre estas dos personas.

Los siete miembros del jurado encontraron que tanto Amber Heard como Johnny Depp se difamaron mutuamente, aunque el veredicto final fue más positivo para él. “Ambos son altamente disfuncionales. El dinero es tóxico y la codicia destruye. Aquí nadie gana”, dijo una reconocida publicista de Hollywood a CNN, algo que era fundamental mencionar.

Los dos han sufrido las consecuencias de este enfrentamiento, viendo su vida profesional afectada. Él fue despedido de Piratas del Caribe y ella se está enfrentando a una petición popular para que su participación en la película Aquaman, a estrenarse en el 2023, sea removida.

Hace poco la actriz anunció que publicará un libro sobre la verdad de su relación con el actor, para poder pagarle el monto de dinero establecido en el juzgado. Por su lado, Depp ha estado con un perfil más bajo desde la finalización del juicio y no ha dado muchas declaraciones. Eso sí, no se salva de que cada vez que es visto por las calles de alguna ciudad, la gente se aglomere a su alrededor, como es costumbre.

Habrá que esperar que los meses pasen, que aparezca otra noticia igual de mediática en la prensa y las redes, para poder observar con más claridad y neutralidad cómo se desarrolla la vida de estas dos estrellas.

Ted Bundy
Ted Bundy en 1978.Cortesía

Ted Bundy, un ejemplo

Esta es la historia de un hombre, hijo de una madre soltera que fue abandonado por dos meses, antes de que su abuelo materno decidiera que lo iba a traer a vivir también con su hija pequeña. Fue criado para que creyera que su mamá era su hermana. Estuvo sometido a abuso psicológico y verbal.

Seguramente por todo esto, fue un niño bastante tímido que, en sus primeros años, tuvo problemas de comunicación. Posteriormente, y a causa de eso, sufrió de bullying.

A pesar de estas adversidades, le fue muy bien en la secundaria. Se dedicó a hacer dinero repartiendo periódicos y cortando césped. Como adulto, apuntó al éxito y lo logró. Pudo desarrollar habilidades sociales. Estudió leyes y también obtuvo un grado en psicología.

En un punto de su vida, decidió que iba a estar altamente involucrado en la política. Tenía muchos intereses. Algo que destacar de este individuo, que mucha gente no sabe, es que una vez salvó a la sobrina de un amigo de ahogarse. Si él no hubiera estado ahí, ella estaría muerta.

Él es Ted Bundy, un asesino en serie estadounidense, uno de los criminales más buscados de finales del siglo XX.

Es muy probable que cuando llegó a leer quién era este hombre, todos los aspectos positivos y sentimientos de compasión que tuvo al principio por él, hayan desaparecido. Las personas luchan con los grises porque, muchas veces, es más fácil querer y convencerse de que las cosas son blancas o negras.

El año pasado Netflix estrenó el filme Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile, sobre la vida de Bundy, protagonizado por Zac Efron. Lo invitamos a que lo vea y saque sus propias conclusiones sobre este personaje.

Gusi

Gusi: “Solo es justificable cuando robas amor”

Leer más
Foto de Sistema Granas (8393608)
Zac Efron en su papel de Ted Bundy.Archivo

El pensamiento del todo o nada

Esta es una teoría psicológica en la que se trata de juzgar a personas, acontecimientos y cosas en categorías extremas y dicotómicas. Es justamente esa visión de ‘blanco o negro’ que mencionamos anteriormente la que borra la posibilidad de captar los grises o colores intermedios. Sirve como mecanismo de defensa para sentirse a salvo.

Esta idea del bueno y malo, tal como sucedió con Johnny y Amber, es también impulsada por el consumo cultural de los humanos desde la niñez. Películas y programas de televisión infantiles tienden siempre a tener un protagonista (o salvador) y un antagonista, que debe ser odiado por el público. Así se introduce en la mente de los pequeños esta idea de que solo existen dos opciones.