Ocio

Gustavo Lara: "A los 50 años, todo lo vives más rápido"

El baladista mexicano, muy popular en la década del 90, regresa con nuevo disco y listo para rehacer su vida con una ecuatoriana.

Gustavo Lara
Gustavo Lara permanecerá varios días en Ecuador.Juan Faustos

Se lo recuerda como uno de los baladistas mexicanos más representativos de la década del 90. La conexión de Gustavo Lara con Ecuador desde ese entonces ha sido constante y sus visitas frecuentes. En estos días se encuentra en Guayaquil para presentarse en diversos shows y promocionar su nueva producción titulada Ocho. EXPRESIONES aprovechó la visita del cantante veracruzano para abordarlo y conversar con él.

¿Qué valor tiene el ‘ocho’ en la vida de Gustavo Lara?

Es un disco que se pensó y se planeó en la pandemia. Es mi octava producción con ocho canciones, es un equilibrio entre lo que me gusta y lo que la gente me pide en mis shows y en mis redes sociales. Lo dividí entre temas inéditos y versiones acústicas de algunos de mis clásicos.

Juan Pablo Medina

Juan Pablo Medina, al actor mexicano le amputan una de sus piernas

Leer más

Su propósito fue rescatar esa esencia romántica que ha pasado a un segundo plano frente a la música urbana.

Pensábamos que el género urbano sería una moda pasajera, pero llegó para quedarse. Hoy es un movimiento generacional y está en nuestro ADN. Hoy todo es reguetón, inclusive vas a misa y te imaginas al sacerdote cantando y bailando en ese ritmo.

¿Y eso es bueno o malo?

Yo creo que es música para los jóvenes. Los adultos, contemporáneos a mí se la saben porque sus hijos están agarrados con metralleta a esa música día y noche. Es una música que te saca esa parte instintiva y rítmica, pero yo vengo de otra escuela y madera en la que quiero contar historias que tengan un hilo emocional.

Gustavo Lara
Gustavo regresó a Veracruz, su ciudad natal y lleva una vida más sosegada.Juan Faustos

¿Cómo así se ha mantenido fiel a su esencia y no ha incursionado en el género urbano como otros de su generación?

Es muy curioso que me preguntes eso. En otra época, los poperos éramos vistos como los fresas o aniñados y hoy somos los rebeldes, porque lo más fácil para cualquiera es meter los pies en el reguetón y en lo urbano. No creo que todo sea para todos, si quieres algo para ti a la fuerza y no te queda, te verás disfrazado.

¿No cree que es una forma de estar vigente en las radios y en la industria?

Luigi Marchelle

Luigi Marchelle: "Japón ha sido mi viaje soñado"

Leer más

Sí, pero los cantantes del género urbano se han de morir de la risa de ver los desaguisados que hacen los poperos con tal de estar ahí. Hay muy pocos que hacen un buen trabajo, desde mi punto de vista.

Ahí tiene a Enrique Iglesias, Ricky Martin...

Incluye a Reik, Morat, son lo más rescatable. El galletazo que dio Luis Fonsi con Despacito le abrió la puerta y el atrevimiento a aquellos que no cantan tan bien lo urbano a hacerlo.

Pero no se requiere una gran voz para interpretarlo...

Creo que no, pero después de que Alex Syntek se enfrascó en una guerra contra los reguetoneros, te digo que no estoy en contra de ellos, sino de la gente que no tiene talento, que también la encuentras en otros estilos musicales como el pop. Pero te puedo decir que la gente, después de perrear, ha de querer un momento para una buena canción y ahí yo levanto la mano y le digo ‘¿hey, se acuerdan de mí?’.

¿A quién destaca de esta corriente que llegó para quedarse y arrastrar masas?

Conocí a J Balvin y me sorprendió. En cada movimiento, palabra o actitud va el marketing. Es un tipo muy inteligente, él está consciente que no es un buen cantante, pero se sabe vender. Al final hay que buscar un equilibrio para saber qué funciona y que sea negocio para todos.

Hábleme de Basta, la canción que promociona en Ecuador y tiene una historia personal de amor.

Cristina Rodas

Cristina Rodas: "Mi proyecto mayor es que renazcan los teatros"

Leer más

La compuse con Eddy Castillo, un letrista mexicano amigo mío. Es la historia de algo que viví, empecé a salir con alguien de una manera informal por siete meses y luego terminamos, algo no cuadró. Después de dos años nos reencontramos, la invito a tomar un café y, cuando la veo llegar, me doy cuenta de que estaba más hermosa que nunca. Ambos nos mostrábamos indiferentes al inicio, pero retomamos la relación y hoy llevamos más de tres años juntos. Es mi novia actual, la que me ha sanado en muchos aspectos de mi vida.

Se refiere a la ecuatoriana a la que le ha pedido matrimonio...

Sí, Naomi Corina Viteri (28), ahora me dice que la llame Corina(sonríe), una quiteña que ha vivido en Guayaquil casi toda su vida y de quien estoy enamorado.

¿Cómo ve la vida ahora que tiene 50 años?

Todo lo vives mucho más rápido, mi hija ya casi tiene 19 años. Por eso quiero casarme de nuevo, rehacer mi vida, incluso tener más hijos, desde el amor, ser feliz y lograr estabilidad. Eso te hace ver, oír y cantar de otra forma.

“En toda época ha existido gente que no canta, pero que por azares del destino son un éxito. Los poperos hoy tenemos un poco de credibilidad por lo que hemos hecho en muchos años”.